+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

«se está fijando al usuario gracias al modelo de bonos», apunta el concejal delegado

El ayuntamiento estudia ampliar las paradas del autobús urbano

El año pasado se produjo un récord de viajeros, al alcanzar los 628.589. El alcalde se reunió con la cooperativa para analizar cómo mejorar el servicio

 

El primer microbús adquirido por la cooperativa transita por una calle de la zona de los Monges. - TONI GUDIEL

El servicio del autobús urbano pasa por un buen momento en Plasencia y la previsión es que siga mejorando este año gracias a inversiones por parte del ayuntamiento a través de fondos europeos. El número de viajeros lleva subiendo desde el año 2014, la cooperativa que gestiona el servicio, Los Arcos, acaba de adquirir dos microbuses y el ayuntamiento ha renovado y ampliado el número de marquesinas y va a comprar un autobús eléctrico.

Por todas estas razones, el ayuntamiento cree que es un buen momento para mejorar el servicio aún más ampliando el número de paradas y es lo que está estudiando actualmente junto con la cooperativa. Precisamente, la semana pasada, el alcalde, el concejal de Servicios Municipales, Luis Miguel Pérez Escanilla y la concejala de Empresa, Sonia Grande, mantuvieron un encuentro de trabajo con los responsables de la cooperativa para plantear esta posibilidad, de la que se informará cuando la decisión esté tomada.

De momento, la cooperativa ha hecho balance del 2018 y los números no pueden ser mejores porque se ha producido un récord del número de viajeros, que el año pasado ascendieron a 628.589. Comparándolos con años anteriores, suponen casi 10.000 más que en el 2017, en que hubo 618.826 y, desde el 2014, se ha producido un aumento de viajeros cercano a los 100.000 (96.065).

Con estos datos, el concejal de Servicios Municipales ha subrayado que «se está fijando el usuario», cuyo número «ha seguido una línea ascendente desde que se cambió el modelo de gestión con bonos».

Precisamente, según los datos, un 53,63% de los viajeros utilizan bonos, frente a un 46,37% que sigue comprando billetes. Y en el 2018 se produjeron un total de 3.231 recargas del bono de 31 días, válido para cualquier día del mes, incluidos los trasbordos, seguidas de 2.962 recargas de bonos sociales, 2.956 de bonos de diez viajes y 1.697 de bonos jóvenes. En total 10.846 recargas.

Respecto al número de viajeros, la línea 1 es la más utilizada, con 352.742 usuarios durante el 2018, seguida de la línea 2, con 160.355 usuarios y la línea 3, con 115.492 viajeros. Para realizar todos los viajes, la cooperativa gastó 187.499,11 litros de gasóil.

Las novedades previstas con fondos europeos permitirán modernizar el servicio al contar los autobuses con geolocalizadores, que permitirán al usuario saber, por ejemplo, cuánto tiempo tardarán en llegar los vehículos a cada parada.