+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

DEFICIENCIAS EN EL CENTRO CULTURAL

Una biblioteca infantil halla un libro para hacer bombas

  •  Este manual se une a otros que tratan temas militares y exaltan la dictadura franquista


  •  
  •  

    Portadas de varios polémicos ejemplares de la biblioteca. T. G. -

    RAQUEL RODRIGUEZ PLASENCIA 08/05/2003

    Fácil de fabricar y con elementos que cualquiera puede encontrar en casa. El manual Cómo fabricar una bomba es una de las joyas que pueden encontrar en la biblioteca de la asociación de vecinos del Pilar los niños de entre 6 y 14 años que acuden para consultar libros. Sus responsables lo han retirado inmediatamente tras descubrirlo. Sin embargo, han advertido de que no es más que la punta del iceberg porque "la mayoría son franquistas y no sirven para consulta ni estudio", según desveló ayer el presidente vecinal Juan Pablo Castiñeira.

    Este ha pedido ya a la Concejalía de Cultura del ayuntamiento "nuevos libros pero decentes, no cosas que traumaticen o espanten a los niños". Se refiere no sólo al manual sobre las bombas sino a otros títulos bélicos como Las pistolas , Hay un estilo militar de vida o Fabricación de material de guerra ; arengas de la dictadura franquista como Conferencias a la tropa y otros como El erotismo .

    El presidente vecinal, Juan Pablo Castiñeira, explicó que los cerca de 500 libros con los que cuenta la biblioteca estaban almacenados en la municipal y pasaron a la asociación de vecinos cuando se inauguró en 1992. Desde entonces, sólo los vecinos han donado libros al centro porque de las instituciones no han recibido más que dos libros del ayuntamiento sobre Plasencia, ya que pese a pedir material nuevo hasta en tres ocasiones a la Diputación Provincial no han obtenido respuesta.


    ENCICLOPEDIAS DE 1974

    "Esto es un almacén de libros viejos porque no hay nada para consulta", insistió Castiñeira, ya que las enciclopedias más modernas de que disponen son de 1974, con lo que los estudiantes ya ni se molestan en consultar y la biblioteca ha quedado reducida al servicio de préstamo de libros de lectura.

    Con todo, el presidente vecinal no dudó en afirmar que "en el norte de la ciudad no hay cultura, pese a que en el barrio somos 9.000 vecinos" y se mostró confiado en que "los políticos que vengan inviertan más en libros y menos en ladrillos".