+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ARTE CONTEMPORANEO

El cacereño Juanjo Narbón muestra su obra en Las Claras

Expone hasta el 3 de mayo 21 cuadros que forman parte de varias colecciones. Muchas de sus obras reflejan detalles de lavida cotidiana

 

Asistentes a la inaguración en Las Claras, con el autor a la izquierda. - Foto:TONI GUDIEL

RAQUEL MOLANO
10/04/2013

La obra del pintor cacereño Juanjo Narbón llega por primera vez a Plasencia y permanecerá expuesta hasta el 3 de mayo en la Sala Hebraica del Centro Cultural Las Claras. Ya que es la primera vez que se podrán contemplar sus cuadros en la ciudad, el artista ha querido traer obras que ha realizado en los últimos años y que pertenecen a diferentes exposiciones. "Es la primera vez que vengo a exponer a Plasencia y he querido traer cuadros de diferentes colecciones como Preguntas de un transeúnte , que muestran detalles de cosas muy cotidianas que van como de tránsito, como una papelera o un cenicero", explicó Narbón ayer durante la inauguración de su exposición. El artista destacó además la belleza de la Sala Hebraica, "un marco inmejorable para albergar mi obra".

En el acto inaugural estuvieron presente familiares, amigos y seguidores del artista, además del alcalde y el edil de las Artes, Angel Custodio. El alcalde destacó el valor que ha adquirido el centro Las Claras para exponer el arte que se desarrolla en Extremadura. "Tenemos la suerte de tener a un pintor muy reconocido, hijo de uno de los grandes pintores del siglo XX en España y en Extremadura, Juan José Narbón, y por tanto para nosotros es un privilegio tener aquí estas obras", resaltó el alcalde.

En total, se pueden ver y adquirir 21 obras con un marcado carácter realista. "Pinto y reflejo como una lupa sobre lo que me llama la atención sin ir mucho más allá", explicó Narbón. En la muestra, se pueden ver cuadros tan singulares como uno dedicado a unos populares ositos de gominola o una tarta tan real que apetece probarla. También hay pinturas dedicadas a la mesa, que reflejan el más mínimo detalle y en las que se pueden ver detalles como copas de vino, jarras de agua y cubiertos.

Algunos de los cuadros expuestos ya los ha vendido y el autor espera que el público placentino reconozca y entienda su obra. "Intento vivir de la pintura a pesar de los tiempos de crisis que vivimos, ya que en los últimos años me dedico a esto exclusivamente, que es lo que me gusta realmente".

De su padre, pintor considerado como uno de los decanos del panorama artístico extremeño, destaca sus enseñanzas: "Estar con mi padre me ha servido para aprender. Ahora toca que los demás opinen sobre el resultado de mi trabajo". Juanjo Narbón compagina su obra personal con trabajos por encargo. Su próxima exposición tendrá lugar en Cáceres el próximo otoño.