+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

SORTEO DE PISOS SOCIALES DE LA JUNTA EN PLASENCIA

Dos años y medio para tener una vivienda

Un total de 22 familias conocieron ayer la dirección de los pisos por los que pagarán un alquiler a la Junta, de por vida, si no cambian las circunstancias; a algunas les tocó «el Gordo» y otras acabaron decepcionadas

 

Mercedes Colmenero, primera de la lista, muestra la papeleta con la dirección de su casa. - TONI GUDIEL

Adjudicatarios, esperando para acceder al lugar del sorteo. - TONI GUDIEL

Mercedes Colmenero se puso tan nerviosa al conocer el viernes que ayer se sorteaban 22 viviendas sociales en Plasencia y ella estaba la primera de la lista que se puso de parto y dio a luz a su séptimo hijo, una niña. Le quedaba una semana para ir al hospital, pero a sus 31 años, en tres días ha tenido un bebé y una casa que puede ser para toda la vida: «Me ha tocado la lotería, el Gordo», señalaba ayer.

Esperaba que la papeleta que sacó fuera la de otra vivienda de las dos para familias numerosas que se sorteaban, pero aún así estaba contenta porque, tras haber vivido de ocupa varios años y en varias ocasiones, ahora vivirá de forma legal y pagará a la Junta un alquiler social, en función del número de metros de la casa, nivel de renta, unidad familiar y otros aspectos.

La vivienda que ella quería, en Pablo Iglesias, le tocó a María Eugenia de la Torre, también con siete hijos y separaba que hasta ahora vivía de alquiler en una casa que le pagaba su padre y es autónoma.

La adjudicación le ha dado «tranquilidad» puesto que se trata de una vivienda «para toda la vida» y que incluso se puede subrogar a los hijos, según explicó ayer la responsable de los Servicios Sociales de la Junta, que estuvo presente en el sorteo.

Pero, aunque 22 familias obtuvieron ayer una vivienda, el resultado de la suerte, de sus propias manos inocentes, no fue satisfactorio para todos.

María Isabel Mudarra, de 35 años y con dos hijos menores, se echó a llorar desconsoladamente nada más conocer que le había tocado un piso alejado de sus padres, con los que ha vivido hasta ahora. Porque su padre tiene discapacidad física y necesita atención las 24 horas. «Esto es un trastorno grande. Ahora no le voy a poder escuchar si se cae y ya se ha caído dos veces». Su madre tiene principio de alzhéimer y no puede hacerse cargo de él y ya han solicitado la ayuda a la dependencia, pero aún no la tienen.

Peticiones de cambio

Por eso, su deseo era cambiar la vivienda, como el de otros muchos adjudicatarios, que preguntaron por esta posibilidad a la concejala de Servicios Sociales, Flor Conejero y a los miembros de la comisión local de vivienda.

Sin embargo, la responsable de Servicios Sociales de la Junta fue clara al señalar que, en virtud del decreto que rige estos procesos, no es posible el cambio salvo por circunstancias muy excepcionales, como una reducción de movilidad o ampliación de familia.

El proceso para adjudicar estas viviendas se abrió en septiembre del 2018 y ahora, casi dos años y medio después, 22 familias saben cuál será su casa, aunque también ahora la Junta tendrá que enviar los contratos y las llaves para que los firmen y se les entreguen.

Otras 70 familias han quedado en lista de espera y, a medida que se vayan acondicionando pisos, se irán adjudicando.

 
 
9 Comentarios
09

Por predicador666 20:45 - 23.02.2021

Ojalá nadie se tuviese que ver en esas listas ,pero manda huevos que encima que les dejas una casa a precios irrisorios protesten por las zonas si quieren les dan casas con piscinas en la playa.

08

Por GMX 17:31 - 23.02.2021

digan o prefieran zonas si queréis os dan casas en ciudad jardín con piscinas. 10

07

Por 038Fh 16:31 - 23.02.2021

Es una verguenza la mitad de ellos como unos 10 de ellos no lo necesitan tienen casas pero como no las tienen asus nombres puestas pues no lo miran ni le piden contrato de alquiler esto es una verguenza y las personas que si que estamos de alquiler k lo necesitamos no no los dan

06

Por GMX 14:34 - 23.02.2021

Hay que recordar que nada de esto sería posible sin la contribución de los impuestos sobre la renta de los ciudadanos. - Estos pisos los paga la junta esa que no da nada a Plasencia por lo que puedes estar tranquilo ya que tus impuestos solo pagas los vicios del alcalde y no todos sus vicios.

05

Por GMX 14:29 - 23.02.2021

para que se los mantengamos los demás - ya te gustaría mantener a como mínimo uno de ellos.

04

Por GMX 14:27 - 23.02.2021

Llevan años saltándose las leyes y ocupando edificios, teniendo hijos como conejos para que se los mantengamos los demás y ahora les premian con una casita. - Si no tienen casa ni tele en algo deberán entretenerse. xddd

03

Por GMX 14:24 - 23.02.2021

Mercedes Colmenero necesita un sofá pa ella sola.

02

Por corrupción en la administración 10:13 - 23.02.2021

Es de traca. Llevan años saltándose las leyes y ocupando edificios, teniendo hijos como conejos para que se los mantengamos los demás y ahora les premian con una casita. Otros con trabajo estable durante años, pagando impuestos y viviendo de alquiler por encontrarnos muchas trabas para acceder al crédito. Nos está quedando una sociedad de parásitos preciosa.

01

Por Fallbeil 9:02 - 23.02.2021

Hay que recordar que nada de esto sería posible sin la contribución de los impuestos sobre la renta de los ciudadanos. Pisos en estas condiciones gracias al trabajo y su plusvalía traducida en impuestos a las arcas públicas por parte de quienes trabajan y producen. Nadie en su sano juicio podría poner un solo "pero" a esta forma de atención social a quienes de verdad lo necesitan. Nadie, pero ¡hombre!, que no haya hecho más que empezar el sorteo, te toque un primer premio y ya estes quejandote!!!. Existen soluciones para poder seguir atendiendo a su padre, como hacemos muchas que vivimos a dos km de ellos ¡y ahí estamos!. detalles de este tipo te hace entender porque mucha gente nace con estrella y otras "estrelladas". Y por favor, que se den viviendas a quien de verdad lo necesta, no a esos que viven en barrios periféricos pero que conducen coches potentes y de lujo, que como no viven de nada..., no tienen nada legal que aportar al baremo, solo paro, paro, más paro y unos cuantos churumbeles. Que se mire con exquisita pulcritud la adjudicación, para no derrochar los cada vez más pobres recursos obtenidos via impuestos