+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

VARIAS DE LAS OBRAS PROGRAMADAS TUVIERON QUE SUSPENDERSE POR EL COVID

El teatro Alkázar abre con la mitad de butacas anuladas y 31 espectáculos

"Hemos querido dar un poco de vida a los artistas y a la ciudad", señala la concejala de Cultura

 

Director y personal del teatro, en el patio de butacas. - TONI GUDIEL

La temporada de primavera del Alkázar de Plasencia quedó truncada con el confinamiento y ahora, seis meses después del cierre, el teatro reabre sus puertas, con una programación que se nutre en muchos casos de obras que quedaron suspendidas y con el aforo reducido al 50% por el covid.

Así. la Concejalía de Cultura ha programado 31 espectáculos, con artistas conocidos como Verónica Forqué, Carlos Núñez, Roberto Álvarez y Beatriz Rico, pero también hay previstos el festival y el concurso de cante flamenco, danza, obras infantiles y de teatro negro y de sombras, espectáculos benéficos de Lunares y Plantagenet, el festival de cine Plasencia Encorto -del 2 al 7 de noviembre- y teatro en portugués, entre otras. La programación arranca este viernes con la obra Viriato.

Quienes asistan a cualquiera de estos espectáculos contarán con 376 butacas y tres asientos por platea porque el resto estarán anulados. Además, Juan Ramón Santos, director del teatro, animó ayer a adquirir por internet las entradas, que mantendrán sus precios en 6 euros para los adultos, 2 para los niños y 4 con carné joven, en el caso de las obras programadas por el ayuntamiento y a acudir siempre un poco antes de la hora de inicio para evitar colas y aglomeraciones.

Además, siguiendo el protocolo covid, este año habrá dos puertas de entrada, la derecha para los asientos pares y la izquierda para los impares. Los trabajadores del teatro se encargarán de informar a los espectadores, aunque también se ha reforzado la señalización y cartelería.

«Por supuesto, la mascarilla es obligatoria y la gente debe intentar mantener las distancias de seguridad. Siempre hemos tenido agua y jabón en los baños y ahora también habrá gel hidroalcohólico y se mantiene la prohibición de comer y beber porque supondría tener que quitarse la mascarilla», enumeró Santos.

A esto se suma la recomendación de no abandonar el asiento, una vez ocupado, en la medida de lo posible y que la salida se realizará «de manera ordenada, por filas» y la irá marcando el personal del teatro, que se ha reforzado con dos personas. Así, entre 5 y 6 trabajarán esta temporada para intentar que se cumplan todas las medidas sanitarias.

Precisamente, la edil de Cultura, Marisa Bermejo, agradeció el trabajo del personal que ha estado durante los últimos meses realizando obras de acondicionamiento y ha destacado que reabre el teatro «para darles un poco de vida a los artistas y a la ciudad».