+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

BADAJOZ 3 DEPENDEN DE 15 BIBLIOTECAS MUNICIPALES DE LA PROVINCIA

Los Espacios Nubeteca tienen en catálogo para prestar 20.000 títulos

Además de los audiolibros, se han convertido en lugares para conversar

 

Espacio Nubeteca en la biblioteca de Montijo. - EL PERIÓDICO

CRISTINA JAÉN POLO prov-badajoz@extremadura.elperiodico.com CÁCERES
26/03/2019

Era octubre de 2017 cuando la biblioteca municipal de Montijo puso en marcha un proyecto pionero e innovador: la Nubeteca. Se trataba de un servicio de préstamo de libros digitales. Desde esta fecha, ya se han incorporado al programa 15 bibliotecas de la provincia de Badajoz, además de la de Peñaranda de Bracamonte, en Salamanca, y el Centro de Estudios Extremeños de la diputación pacense.

El catálogo de los Espacios Nubeteca atesora 20.000 títulos, entre ellos audiolibros, pero, además, se han convertido en lugares para la conversación gracias a los clubes de lectura en la nube y a la creación y cooperación entre bibliotecarios y lectores. Además, del club ‘nubetecos’, que se responsabiliza de colaborar con los bibliotecarios a divulgar el servicio.

Cuando el Servicio Provincial de Bibliotecas del Área de Cultura de la Diputación de Badajoz inició el desarrollo de esta iniciativa, se planteó como objetivo acercar a los lectores de las bibliotecas municipales los libros en formato digital.

«Con Nubeteca se pretende activar la formación de los lectores en competencias básicas para la lectura digital y mejorar los índices de préstamo digital. Se persigue crear un lugar desligado de la estética de la biblioteca tradicional, pero con el mismo fin: fomentar la lectura», apuntan desde la institución provincial.

La iniciativa arrancó en Montijo y, paulatinamente, se sumaron Cabeza del Buey, Fuente del Maestre, Villanueva de la Serena, y así hasta las 15 poblaciones actuales. La biblioteca de Valdelacalzada ha sido la última en incorporarse al proyecto.

La experiencia de Montijo fue primordial para mejorar en las siguientes implantaciones: «Al principio hubo gran interés por la Nubeteca, la gente se interesaba por el manejo de los dispositivos e incluso el número de nuevos socios aumentó considerablemente», indican desde la biblioteca municipal del municipio, y subrayan que como «el préstamo de libros no acaba de reflotar, con los digitales se quiere dar un impulso a la lectura».

Aunque ya han pasado 17 meses del comienzo de esta aventura, desde diputación todavía no se realiza un balance del servicio porque consideran que «aún es pronto para valorar la repercusión de los Espacios Nubeteca. Es un proyecto que se está poniendo en marcha y necesita tiempo para asentarse».