+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CRISIS DEL CORONAVIRUS

La parroquia de Monesterio traslada la misa del cementerio a la ermita de la Virgen de Tentudía

Durante 9 días la misa se aplicará a los difuntos de cada calle del municipio

 

Misa en el cementerio de Monesterio, en una imagen de archivo. - R. M.

Rafael Molina
23/10/2020

La normativa municipal relativa al cementerio de Monesterio durante las fechas previas a la celebración del Día de los Difuntos recoge la suspensión de actos religiosos en este recinto. En este sentido, desde la parroquia San Pedro Apóstol, se ha incidido en la “necesidad” de evitar actos “en los que no se pueda garantizar, ni el distanciamiento entre personas, ni el aforo”, aún más, “en este momento de segunda ola de la pandemia”.

Miguel Ángel García Encinas, párroco de la localidad, ha manifestado que “más que suspender, los actos, estos se trasladan a otros recintos”, para los que “existe normativa de aforo”, como son el propio templo parroquial y la ermita de la Virgen de Tentudía. Así, tanto la festividad de Todos los Santos, como la conmemoración de los Files Difuntos, tendrán sus habituales celebraciones. El día 1 de noviembre, habrá misa a las 10 de la mañana en la ermita y a las 12 en la parroquia. El lunes, 2 de noviembre, jornada en la que tradicionalmente se celebra misa en el recinto del cementerio municipal, la eucaristía se trasladará hasta la ermita de la Virgen de Tentudía, con inicio previsto a las 18.30 horas. Una hora después habrá una segunda celebración en la parroquia.

Por calles

Otra peculiaridad de la conmemoración de los Files Difuntos en Monesterio, es la celebración de nueve  misas aplicadas a todos los fallecidos en la localidad. La invitación al vecindario, con la indicación de las calles a las que se dedica la eucaristía cada tarde, se hace pública a través de la hoja parroquial.

Miguel Ángel García, que también desarrolla su labor sacerdotal en las localidades de Calera de León y Pallares, ha indicado, que “en todas ellas” se trasladan las celebraciones del cementerio, a los templos. “Poder, se puede”, afirma el sacerdote, pero, “en la actual situación sanitaria, y ante el constante aumento de contagios, es mejor no arriesgarse”. Es más, García sostiene que en este momento, este tipo de actividades “no son convenientes”.  Finalmente, el párroco “invita” a los creyentes a participar en las ceremonias que se celebren en las parroquias a lo largo de estos días, lugares en los que se respetan las medidas de seguridad propuestas por las autoridades sanitarias.

Temas relacionados