+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EL ESPACIO ARTÍSTICO DE LOS BARRUECOS, REFERENCIA INTERNACIONAL, SE FUNDÓ EN 1976

El arte, mejor sin barreras

Mejorar la accesibilidad de las personas para que disfruten del arte es uno de los objetivos que tiene el Museo Vostell de Malpartida de Cáceres y que se hará realidad en los próximos meses

 

Informe 8 El director del museo con miembros de Otaex y Apamex. - CEDIDA

Disfrutar del arte tiene que ser un derecho para todos, sin barreras de ningún tipo para que todo el mundo pueda disfrutar de las diferentes obras de arte que hay. Y eso es lo que ocurrirá en el Museo Vostell de Malpartida de Cáceres, que hace unos días recibió un informe para hacer del museo un espacio accesible.

Esto es posible gracias a ese informe elaborado por la Oficina de Técnica de Accesibilidad de Extremadura (Otaex) , junto a Apamex, para llevar a cabo actuaciones en materia de accesibilidad universal en zonas claves de la infraestructura, principalmente en el acceso exterior, el punto de atención al público y en la Sala Di Maggio.

Todo ello tiene el objetivo de permitir que todos los ciudadanos que acudan hasta Malpartida de Cáceres puedan disfrutar de este museo que alberga obras del artista Wolf Vostell (que da nombre al museo), la Colección Fluxus-Donación Gino Di Maggio y una colección de artistas conceptuales, además del archivo Vostell. Una vez así, el museo será 100% accesible para todas las personas.

Referencia Internacional

El Museo Vostell, que recibió la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes en 2018, es una referencia a nivel internacional que fue fundado en 1976 por el artista hispano-alemán Wolf Vostell. El artista fue pionero de la instalación del Videoarte y de la técnica Decollage, padre del Happening europeo y cofundador del movimiento artístico Fluxus.

El hispano-alemán conoció Los Barruecos en 1974 y proclamó la zona como Obra de arte de la naturaleza y, desde ese momento, concibió la idea de crear un museo allí como expresión del arte de vanguardia.

Dentro del museo destaca también la colección permanente de artistas conceptuales españoles, portugueses y polacos, que nutren al museo con más de 60 obras que se reparten entre 48 artistas y que se pueden ver, de forma ininterrumpida en el horario habitual del museo.