+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

«que los vecinos estén a salvo es nuestro principal objetivo», insiste el regidor

Un centro de interpretación y una piscina, próximas obras para Botija

 

El alcalde, Juan Rentero, ante el ayuntamiento de Botija. - EL PERIÓDICO

El alcalde de Botija es Juan Rentero de La Morena (PP) y dirige una localidad de alrededor de 190 habitantes. Los proyectos para el 2021 con todo esto de la pandemia tienen como principal objetivo «que los vecinos estén a salvo y mantener el municipio limpio», pero además quieren crear un centro de interpretación del yacimiento arqueológico y hacer una piscina municipal, «ya que somos de los pocos pueblos de la región que carecen de ella», explica el regidor a las puertas del consistorio.

«Estos son servicios necesarios para la población residente y para que los turistas tenga estancias más largas», dice el primer edil. Disponen de tres casas rurales y en fechas señaladas van teniendo algo de movimiento, «aunque la cosa sigue bastante parada». Dos de ellas son apartamentos. El pueblo tiene una tienda y dos bares.

Algunos de los habitantes trabajan en Cáceres y el resto vive de la ganadería. La población es envejecida aunque cuentan con un colegio con ocho alumnos «y nos vamos defendiendo como podemos. Hay pueblos más grandes que nosotros y no tienen escolares. En las viviendas sociales tenemos afincadas a varias familias jóvenes, algunos con edad de tener hijos y otros son ya padres de un niño», indica.

Uno de los principales atractivos del lugar es el yacimiento arqueológico, el castro prerromano de Villaviejas del Tamuja, de la segunda edad de hierro. Se están realizando varias iniciativas en él a cargo del Instituto Arqueológico de Mérida y se están llevando a cabo numerosos estudios para ver la importancia del mismo. «Estos análisis utilizan técnicas no invasivas, a base de drones, georadares o magnetómetros para ver qué hay debajo de la tierra sin necesidad de excavar», dice. Botija es, sin duda, un sitio por descubrir.