+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Desde mi ventana

Un pueblo de La Vera

El grado de avance de una sociedad se mide en el trato que da a sus animales

 

Chelo Sierra (escritora)
21/11/2012

Todos los días veo desde mi ventana a un hombre, anciano ya, sacando a pasear a sus ovejas con el entusiasmo y la abnegación del abuelo que lleva a sus nietos al parque. Desconozco si fue pastor en algún momento de su vida, si añora su trabajo o si esas cinco ovejas son el sustituto de las partidas de cartas en el bar o las siestas al calor del brasero. No lo sé, pero se nota que le gusta, que ese paseo de las cuatro de la tarde le da la vida.

A veces pasea con ellas a pie y se lanzan juntos por escarpadas paredes de tierra que parecen intransitables para un hombre de su edad; otras las acompaña en coche y entonces son ellas las que le siguen sin dudarlo por el áspero cemento. Y cuando, por fin, encuentran un lugar donde la hierba es tierna, se quedan un buen rato. El se apoya en algún árbol y, aunque parece distraído con cualquier otra cosa, no deja de mirarlas de reojo. Y ellas, actúan con la misma complicidad y, entre hierba y hierba, lo miran como si le estuvieran pidiendo su aprobación para seguir allí.

Cuando llega la hora de marcharse se hablan. El lanza unos gritos onomatopéyicos que sólo ellas entienden. Ellas balan al unísono. Son ya las seis de la tarde y, a esa hora, se cruzan con la señora del caniche, corriendo tras él, como acostumbra, y hablándole como se habla a un niño travieso. Pasa también la pareja que pasea a un par de perros mestizos, uno ciego, el otro cojo, muy viejos los dos. Y admiro su infinita paciencia, el amor con el que los acarician. Y el joven alto y fuerte que no duda en transformarse en niño en cuanto su perro, un labrador blanco, le pide que le lance un palo. Y la mujer que pasea seguida de una gata blanca, demostrando orgullosa que va con ella a todas las partes...

De repente, se me viene a la cabeza la frase de Gandhi: el grado de avance de una sociedad se mide, entre otras cosas, en el trato que da a sus animales. Y mientras bajo las persianas y continúo echando de menos a mi perro que murió hace unos meses, pienso que mi pueblo, este pueblo de La Vera, debería figurar entre los más avanzados del mundo.

   
10 Comentarios
10

Por Chelo 20:05 - 21.11.2012

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios. Para mí es un honor colaborar con El Periódico y mucho más sabiendo que hay personas como vosotros leyéndolo. Seguiré, con permiso, hablando de lo que veo desde mi ventana.

09

Por valentin 19:03 - 21.11.2012

Chelo, me has pisado el titulo,pero ha merecido la pena leer tu sencillo escrito que, como todos, dice mucho con pocas palabras. Gracias y sigue deleitandonos

08

Por Visionario 18:01 - 21.11.2012

Unánse todos los literatos, escritores de bellas palabras, llenen los periódicos y olvidemos la crisis.

07

Por Gardelegui 17:19 - 21.11.2012

Cuando las bellas palabras se unen.La crisis se evapora.

06

Por Para jaraiceño/a 12:43 - 21.11.2012

Claro que sí, que viva la Vera y sobre todo que viva Chelo y aquellos personajes que como ella, transmiten otros valores. JJ

05

Por Jaraiceña 12:29 - 21.11.2012

Que gran artículo, estoy totalmente de acuerdo con "Jaraiceño" . Amo mi tierra y a su gente. Solo puedo decir una cosa: ¡Que viva La Vera!

04

Por Jaraiceño 12:00 - 21.11.2012

Da gusto leer estas cosas. En una sociedad que sólo piensa en la crisis, en la prima de riesgo y en la corrupción de los partidos políticos es un lujo poder evadirse situandote bajo esa ventana e imaginarte esa situación. Es una sensación de paz y tranquilidad. Gracias

03

Por Musa 11:36 - 21.11.2012

Chelo Sierra, buen fichaje, sí señor. La nómina de colaboradores va a aumentando, como debe ser, que en La Vera hay mucha gente que escribe, lo que pasa es que no se la conoce. Esta oportunidad que brinda El Periódico, creo que es estupenda para la letras veratas.

02

Por Andrés Holgado 10:46 - 21.11.2012

Muy sentido el texto. Transmite paz. Gracias. (Ese anciano se parece a un amigo mío, pero que apacienta cabras...).

01

Por JJ 9:25 - 21.11.2012

Muy bonito artículo.