+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

TRUJILLO JUICIO CONTRA EL TECNICO MUNICIPAL CELEBRADO EN LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE CACERES

La defensa del arquitecto reitera su inocencia en el caso de las licencias

La Fiscalía pide cuatro años de cárcel por falsedad documental

 

En la fotografía, una imagen de archivo de la fachada del Ayuntamiento de Trujillo. - Foto:EL PERIODICO

SIRA RUMBO
17/12/2013

El abogado del arquitecto municipal de Trujillo, Manuel Ruiz Narciso, reiteró ayer la inocencia de su defendido en el caso de la ampliación de la licencia al bar trujillano La Carbonera. La Fiscalía solicita para él cuatro años de cárcel, tres años y medio de inhabilitación y una multa de 7.300 euros por un delito de falsificación documental. Su abogado insiste en su inocencia y reclama su absolución.

Ayer tuvo lugar en la Audiencia Provincial de Cáceres la segunda sesión del juicio contra el arquitecto municipal, en la que declaró la secretaria del ayuntamiento en el momento en que sucedieron los hechos, Lucía Sánchez Pérez, que no pudo presentarse a la primera vista oral celebrada el pasado martes.

Según el abogado del imputado, Miguel Angel Díez Martínez, "no existen pruebas físicas" contra el arquitecto municipal y añade que ni Fiscalía ni la acusación particular "saben aclarar en qué documento se ha cometido esa falsedad documental".

La defensa explicó también que tanto el arquitecto, los técnicos, las comisiones de seguimiento y la alcaldesa hicieron su trabajo y subrayó que esta demanda "no es más que un ejemplo de a las presiones a las que está sometido el Ayuntamiento de Trujillo". Insiste en que se trata de un enfado de los empresarios del municipio que no están de acuerdo con la resolución.

DESDE 2003 Al arquitecto municipal se le acusa de favorecer al bar 'La Carbonera', un local de noche que lleva en funcionamiento desde 1981. El establecimiento solicitó en 2003 una ampliación de la licencia para convertirse en café concierto y abrir más horas durante la noche. Esa licencia fue concedida después de que el propietario realizara las adecuaciones pertinentes, sin embargo la Fiscalía sostiene que esas obras nunca llegaron a realizarse y que la licencia fue concedida a sabiendas de ello.

En el caso, según explicó ayer a este diario el abogado del acusado, también se ha personado una acusación particular que representa a otro establecimiento del municipio trujillano, que también asegura, como la Fiscalía, que la licencia a 'La Carbonera' fue concedida de forma ilegal.