+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

COLLADO DE LA VERA // operación de la GUARDIA CIVIL contra la trata de seres humanos

Sorprenden a tres menores trabajando en el campo en La Vera

Eran explotados y vivían en«condiciones infrahumanas» en edificios abandonados. Tenían 7, 12 y 15 años. También había empleados mayores de edad sin dar de alta

 

Secadero que le ofrecían los empresarios detenidos a los trabajadores sin dar de alta y menores. - GUARDIA CIVIL

ROSA MARÍA GARZÓN
COLLADO DE LA VERA

09/11/2018

La Guardia Civil ha detenido a dos empresarios, por tener trabajando a varios ciudadanos, entre ellos tres menores, sin darles de alta en la Seguridad Social. Ambos están acusados de un presunto delito de un presunto delito contra los derechos de los trabajadores.

La operación, denominada por la Guardia Civil como ‘Danielito’, se enmarca dentro de las actividades desarrolladas en toda Europa para la detección de víctimas de trata de seres humanos. Así, equipo de delitos contra las personas de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Cáceres, en colaboración con personal de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social cacereña, llevaron a cabo diferentes inspecciones en explotaciones agrícolas situadas en la comarca de ‘La Vera’. Concretamente, en dos plantaciones del término municipal de Collado de la Vera, la Guardia Civil descubre a varios ciudadanos portugueses, entre los que se encuentran tres menores de 7,12 y 15 años, trabajando en labores de recolección, y comprueba que ninguno de ellos está dado de alta en el régimen de la Seguridad Social.

Además, averigua que uno de los empresarios detenidos se ponía en contacto con un ‘representante’ de estos trabajadores portugueses, y entre ambos acordaban previamente una determinada cuantía por su contratación, así como la condición de no registrarles legalmente con su correspondiente alta en la Seguridad Social. Según detalla la benemérita, ambos empresarios les estaban privando además, de los beneficios que pudieran adquirir por su prestación laboral.

Por su parte, la Guardia Civil ha conseguido, al margen de las actuaciones legales oportunas para cada caso, regularizar la situación laboral de estos empleados y la escolarización de los menores hallados trabajando en una de las explotaciones agrícolas.

Según el informe hecho público por la comandancia del Puesto de la Guardia Civil de Cáceres, no sólo eran explotados laboralmente, sino que las condiciones en las que vivían eran infrahumanas, pues el empresario les facilitaba secaderos totalmente abandonados, que no reunían las más mínimas condiciones de higiene y salubridad para cualquier ser humano.