+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

tribuna

Escuelas de orgullo local: el caso de Arroyo de la Luz

 

SANTOS Jorna
26/10/2019

En la lucha por el reto demográfico son fundamentales las políticas activas de empleo y las de accesibilidad para el disfrute de una vivienda, pero no deberían ser descuidadas aquellas otras tendentes no solo a cuestiones materiales de primer orden como son el trabajo, la vivienda o la sanidad, si no las culturales, que deben tener como objetivos prioritarios los sentimientos de pertenencia, de identidad, de orgullo por ser de un determinado municipio sea grande, mediano o de los más pequeños de nuestra comunidad autónoma.

En el caso de Arroyo de la Luz vamos a poner en marcha por primera vez ‘La escuela de orgullo arroyano’, un espacio destinado a enseñar y a aprender todo aquello que representa nuestro municipio y de lo que deberíamos sentirnos orgullosos, parte de su historia, sus tradiciones, su recursos naturales, su patrimonio, sus atractivos turísticos, sus recursos públicos municipales, su tejido asociativo, sus emprendedores y empresas.

El objetivo claro: que no haya ni un solo niño o niña, joven, o adulto que no conozca que es en realidad Arroyo de la Luz, es la primera piedra para quererlo, apreciarlo, verle todos sus lados positivos y sobre todo alcanzar a comprender cuales son todas sus oportunidades presentes y futuras.

Amar a tu pueblo, sentirte orgulloso de ser del mismo, es algo que no solo hay que dejarlo en manos del sentimiento personal de cada uno, si no que puede y debe enseñarse, un pueblo además como pieza clave de una comarca, una provincia, un país, un proyecto europeo y sobre todo de un mundo con el que quiere compartir valores y principios universales.

Pensar en global y actuar en lo local, pero también pensar en lo local y actuar en lo global. Ser del pueblo, se viva donde se viva, por lo tanto incorporando también a todos y cada uno de los emigrantes arroyanos, a los que hemos comenzado a identificar como ‘Embajadores de Arroyo’, en cualquier lugar del planeta donde residan. En el caso de mi pueblo, Arroyo de la Luz, estamos cada día descubriendo una parte importante de su historia remota y cercana, como un ser vivo que no solo nos muestra como es, si no como fue, en cosas que a veces ignorábamos y hoy descubrimos.

Este mismo año 2019, debe pasar a la historia de Arroyo de la Luz por haberse descubierto por primera vez y gracias a un descubrimiento casi fortuito de un ciudadano extremeño, Un dolmen en nuestra dehesa municipal ‘La Luz’, un dolmen que representa nada más y nada que menos, que lo que ahora se pensaba y se escribía por historiadores locales y regionales, de que podíamos tener doscientos o trescientos años antes de Cristo como inicio de la existencia de asentamiento humano en territorio arroyano, hoy ese dolmen nos demuestra que hubo pobladores, hace unos 3000, 4000 o incluso 5000 años antes de Cristo, casi nada.

Hace unos años siendo alcalde, organizamos unas jornadas para dar a conocer otro hecho histórico que durante muchos años había pasado inadvertido por nuestro pueblo, un hombre llamado Fernando Parrón, que nació en Arroyo en 1724, se bautizó en la iglesia de la Asunción, se hizo fraile estuvo en el convento franciscano arroyano, en Trujillo, cruzó el Atlántico y estuvo en México, trasladándose hasta Estados Unidos, llegó a fundar junto con otros dos monjes la primera construcción civil y por lo tanto la ciudad que hoy se conoce con el nombre de San Diego, sede de la flota naval más grande del mundo y con cerca de 1,5 millones de habitantes.

Un arroyano, Fernando Parrón, cofundador de San Diego en el año 1769. Y otro norteamericano pero ya en el pasado siglo XX Alan Lomax, un etnomusicólogo, considerado el mayor recopilador de canciones del siglo XX, en la visita a España que hizo en el año 1952, llegó hasta Arroyo de la Luz, y aquí grabó a un buen número de arroyanas cantando las canciones que sus madres, abuelas y bisabuelas ya cantaban, hoy el cancionero de canciones tradicionales y autóctonas de Arroyo de la Luz, es uno de los más importantes de nuestro país, y se catalogó en la colección ‘spanish Recordings’ recorriendo el mundo entero y formando parte de uno de los archivos más importantes de las músicas y culturas del mundo, un hecho que fue documentado por el video que el director extremeño de cine Jerónimo García realizó en el año 2013 ‘El correr del Arroyo’ con el patrocinio del Ayuntamiento arroyano.

Hoy Arroyo de la luz, sigue corriendo por conocer lo que fue, y lo que hoy es, pero sobre todo para con ello construir un presente y un futuro diferente, al que las tendencias globales tienden a llevar a la mayoría de pueblos y ciudades de una región como la nuestra. Por eso Memoria frente al olvido, Orgullo en lugar de resignación, motivación y emoción reemplazando al desánimo. Y todo ello se enseña y se aprende.

*Concejal de objetivos de desarrollo sostenible, economía circular y reto demográfico de Arroyo de la Luz.