+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EN PARCELAS AGRÍCOLAS Y GANADERAS

Investigado un vecino de Robledillo de Trujillo por hurtos en fincas de la zona

 

Puertas de hierro robadas en Zarza de Montánchez que ha recuperado la Guardia Civil. - GUARDIA CIVIL

REDACCIÓN // E.P
05/11/2019

La Guardia Civil ha investigado a un vecino de 44 años de la localidad cacereña de Robledillo de Trujillo acusado de seis delitos de hurto cometidos en zonas agrícolas y ganaderas de los municipios cacereños de Zarza de Montánchez y Robledillo de Trujillo.

Según informa la Benemérita, la investigación comenzó en octubre, cuando un vecino de Robledillo de Trujillo denunció el robo de 18 sacos de cemento de una obra que estaba realizando en este municipio.

Con esta información, los agentes averiguaron que otro vecino de esa misma localidad pudiera estar relacionado con una serie de hurtos que se habían cometido en distintas explotaciones agrícolas y ganaderas de la zona, y de los que "los propios afectados no querían presentar denuncia por miedo a represalias".

Además, los agentes tuvieron conocimiento de que en una parcela de Zarza de Montánchez habían sustraído cancillas y varias puertas de hierro, de las que localizaron una de ellas en una parcela de la persona sobre la que recaían las sospechas, quien, "tras cambiarla de color, la había colocado en su propiedad", explica.

Tras este primer hallazgo, y después de ser reconocida esta puerta por uno de los perjudicados, los agentes inspeccionaron otra parcela propiedad de la persona investigada, en la que hallaron una de las cancillas que días antes había sido sustraída a un vecino del municipio de Zarza de Montánchez.

Finalmente, y con las pruebas obtenidas hasta ese momento, la Guardia Civil inspeccionó otras propiedades de este vecino, en las que localizaron "gran cantidad de los objetos sustraídos en varias parcelas de la zona", entre los que se encontraban puertas de hierro, mallas de alambradas, un motor de agua, dos monturas de caballo, dos albardas, dos estribos, cinco postes de hierro, un bidón para contener vino de 200 litros de capacidad e incluso uno de los supuestos sacos de cemento sustraídos, con los cuales se inició la investigación.

Por estos hechos, la Guardia Civil ha investigado a la persona sobre la que, desde el principio, recayeron las sospechas, un hombre de 44 años y vecino de Robledillo de Trujillo, como supuesto autor de un delito continuado de hurto, consiguiendo esclarecer así, al menos, 6 de los delitos de hurto que venían siendo investigados, y recuperar gran cantidad de los objetos que habían sido sustraídos.