+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LOGROSÁN 3 PRESUNTAMENTE 4 PERSONAS ESTÁN IMPLICADAS EN LOS HECHOS

Investigan el envenenamiento de varias aves en tres fincas

La Guardia Civil encuentra numerosos animales muertos y productos tóxicos

 

CEDIDA - GUARDIA CIVIL

REDACCIÓN prov-caceres@extremadura.elperiódico.com CORIA
08/11/2018

Agentes del Servicio de Protección a la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) han detenido a una persona e investiga a otras tres, por el uso de cebos envenenados y la utilización de trampas ilegales de caza en distintas fincas ubicadas en los municipios cacereños de Plasenzuela y Logrosán. Los agentes han localizado hasta doce aves, entre buitres leonados, milanos reales y palomas domésticas, «muertas por envenenamiento», según una nota emitida ayer por la Comandancia de Cáceres, en la que se detalla que se ha conseguido incautar siete métodos prohibidos de caza y decomisar productos tóxicos.

En la nota se explica, además, que en lo que va de año, la Guardia Civil ha estrechado el cerco al uso de cebos envenenados así como de medios no selectivos de caza. Para ello, se ha puesto en marcha la denominada Operación Antitox llevada a cabo por el Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, que persigue el uso ilegal de venenos y otros medios no selectivos de caza como cepos, jaulas trampa, redes o lazos.

De esta manera, en concreto, en una finca de Logrosán, han sido hallados muertos cinco ejemplares de Milano Real con evidentes síntomas de haber sido envenenados. Además, en las instalaciones de esta finca, los agentes hallaron envases de productos tóxicos. También en otra finca de este municipio, han sido localizadas varias trampas activadas como jaulas trampa, hechos por los que el 17 de octubre, la Guardia Civil investigó a los responsables de la finca, tres varones de 33, 39 y 42 años de edad, como supuestos autores de un delito relativo a la Protección de la Flora, Fauna y Animales Domésticos.

Finalmente, en otra actuación, la Guardia Civil halló en una finca de Plasenzuela tres cadáveres de buitre leonado y cuatro de paloma doméstica muertos por envenenamiento con un plaguicida tóxico para las aves, según informes toxicológicos realizados. Los agentes inspeccionaron las instalaciones de esta finca y localizaron un cubo con el nombre veneno que contenía cereales tratados con insecticida. Por ello, el 18 de octubre se detuvo al responsable de la finca, un varón de 47 años de edad.