+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

José Antonio Ramos y Raúl Gómez publican un libro sobre la alcazaba trujillana

Los investigadores presentaron el año pasado una obra centrada en la evolución de la construcción a lo largo de la historia

 

José Antonio Ramos y Raúl Gómez, autores de ‘La alcazaba de Trujillo. El castillo y las murallas’. - EL PERIÓDICO

Los investigadores José Antonio Ramos y Raúl Gómez Ferreira publican la obra titulada ‘La Alcazaba de Trujillo. El castillo y las murallas’. Un exhaustivo trabajo sobre los distintos aspectos histórico-artísticos de la alcazaba medieval trujillana, haciendo especial hincapié en el castillo, desde su construcción en el siglo IX hasta nuestros días, las construcciones patrimoniales de la Villa y la cerca de murallas. 

Ambos autores forman un equipo de investigación centrado en la defensa del patrimonio cultural extremeño. Sus trabajos han sido publicados en revistas nacionales e internacionales orientadas a la historia, el patrimonio y a la construcción. Así, el año pasado publicaron la obra ‘Evolución histórico-artística de la construcción y de las condiciones de trabajo desde la Prehistoria hasta nuestros días y su proyección en Extremadura’.

La nueva publicación comprende un total de 180 páginas a color, con abundante material documental y fotográfico y ha sido publicado por Editorial Tau. En ella, los autores destacan que la importancia del castillo trujillano no solo radica en ser un importante baluarte defensivo medieval, sino también por acoger los importantes acontecimientos que se desarrollaron en él. 

“En tiempos de Pedro I, el castillo, donde hoy se venera la imagen de Ntra. Sra. de la Victoria, Patrona de la Ciudad, desde el siglo XVI, fue elegido para que el tesorero del rey, el judío Samuel Leví, guardase las riquezas de la Corona, porque se la consideraba una de las fortalezas más seguras del reino. En él, también se refugió Juana La Beltraneja en su disputa con la reina Isabel I en una época de agitación familiar y social. Una vez entregado el castillo a la reina Católica, Juana tuvo que salir huyendo hacia Plasencia, donde se casó con Alfonso V de Portugal”, señalan los escritores.