+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

MONROY 3 LA COFRADÍA DEL ROSARIO ORGANIZA LA fIESTA DE LAS CANDELAS

La localidad se engalana para celebrar mañana Las Purificás

Tras la celebración religiosa se repartirán las tradicionales roscas de piñonate

 

Un momento, durante la fiesta de Las Purificás en Monroy. - EL PERIÓDICO

JESÚS BAÑOS epextremadura@elperiodico.com MONROY
01/02/2019

La localidad cacereña de Monroy se engalana para celebrar mañana Las Purificás. Esta festividad siempre ha estado ligada a la cofradía de Nuestra Señora del Rosario. En 1889 al fundarse la fiesta de las Candelas las purificadas eran cuatro mujeres que en el año hubiesen tenido su primer hijo y que, al igual que la Virgen, acudían al templo a purificarse y a ofrecer el niño. Cantaban las coplas, cuyo origen parece ser que se remonta al medievo, al son de la pandereta. La ofrenda no era la rosca de piñonate que hoy se hace, sino frutos de la tierra como cereales, embutidos, huevos, quesos, etc., según las posibilidades del oferente. Después de misa se subastaban todos estos productos. Las purificadas iban vestidas a la usanza de la época. No existían los trajes regionales y el distintivo era una mantilla blanca a la cabeza.

Desde hace más de un siglo las purificadas son cuatro jóvenes del pueblo elegidas por la mayordoma de la cofradía de la Virgen del Rosario. La que mejor canta es la solista y lleva la pandereta y otras dos llevan en un cesto una pareja de tórtolas o palomas. Las roscas de piñonate son portadas por las personas que las han ofrecido o algún familiar, pudiendo ser hombre o mujer. Las coplas son alusivas a la purificación de la Virgen, según la ley de Moisés. Se acompañan de la pandereta que lleva la solista. Las purificadas llevan la cabeza cubierta con un pañuelo blanco suelto, las que llevan las roscas mantilla blanca y las que llevan la Virgen en procesión mantilla negra.

En la actualidad, cientos de personas se dan cita el dia 2 de febrero en Monroy para revivir un año más la tradicional festividad de las Candelas, que en este municipio se celebra por medio de las Purificas, de gran antigüedad y belleza y que es un incentivo más para el Turismo extremeño. Se ha conservado a través de los tiempos y su importancia ha llegado a ser tal que el municipio se animó hace ya tiempo a solicitar su declaración como Fiesta de Interés Turístico Regional. Tras el rito religioso, se soltarán palomas y ya por la tarde las celebraciones continúan con el reparto de roscas de piñonate y habrá verbena.