+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LOS SERVICIO FORESES LE HAN PRACTICADO ESTA MISMA MAÑANA LA AUTOPSIA AL FALLECIDO EN EL INSTITUTO DE MEDICIINA LEGAL DE CÁCERES

Mata a un hombre y lesiona a otro en Palomero con una motosierra

Al fallecido se le ha practicado la autopsia y el herido tiene una «afectación severa». Los hechos han ocurrido en un olivar por desavenencias entre los implicados

 

Operarios del tanatorio, con el féretro en las puertas del Instituto de Medicina Legal de Cáceres. - LOLA LUCEÑO

En la pequeña localidad cacereña de Palomero, de apenas 410 habitantes, aún no asimilan lo sucedido. Un hombre de 51 años ha muerto y otro de 60 ha resultado herido grave en un brazo por la agresión de un tercer hombre, de unos 65 años, con una motosierra. El siniestro tuvo lugar a última hora de la tarde del viernes como consecuencia de un desencuentro en una propiedad rústica. Las dos víctimas, Víctor y Ricardo M.P., son hermanos.

La información facilitada por la Comandancia de la Guardia Civil de Cáceres detalla que sobre las 20.00 horas, en el paraje ‘Guaperos’ del término municipal de Palomero, un varón agredió a otros dos, naturales de esta localidad situada en la comarca de Trasierra-Tierras de Granadilla. Los hechos se derivan de unas desavenencias que arrastran desde hace más de una década, tal y como ha podido saber este periódico de testimonios vecinales.

Parece ser que el presunto agresor y los dos hermanos tenían terrenos colindantes y llevaban años en pleitos a causa de un acceso. Siempre según esos testimonios, los dos hermanos venían sufriendo daños en sus propiedades que relacionaban con estos conflictos, y que denunciaban ante la Guardia Civil. El supuesto agresor, Marcial S., nacido en el vecino pueblo de La Pesga (Cáceres) y residente desde hace tiempo en Palma de Mallorca, había llegado hace unos días a Palomero, la localidad natal de su cónyuge, donde pasaba algunas estancias. Los dos hermanos comprobaron que volvían a producirse destrozos en una veintena de olivos, y por ello se encaminaron a su propiedad el viernes al anochecer, donde supuestamente habrían sorprendido a Marcial cortando con la motosierra varios olivos más.

TODO SUCEDIÓ MUY RÁPIDO

Los hechos, según relatan en Palomero, debieron ser muy rápidos, prácticamente sin disputa de por medio. El hombre alcanzó con la motosierra a Víctor, de 51 años, en el abdomen, provocándole la muerte, y a Ricardo, de 60 años, en el brazo. Tras tener conocimiento del hecho, los agentes de la Guardia Civil se personaron de forma inmediata en el lugar, procediendo a la detención del agresor en su domicilio, que fue trasladado a dependencias policiales.

Según el parte facilitado por el SES durante la mañana de ayer, Ricardo M.P. tiene lesiones superficiales en el tórax pero sufre una herida severa en la mano izquierda, «con grave afectación en piel y en tendones». Permanece ingresado en la planta de Traumatología del Hospital Virgen del Puerto de Plasencia.

El cadáver de la víctima se encontraba ayer por la mañana en el Instituto de Medicina Legal de Cáceres, donde a las doce del mediodía ya estaba finalizada la autopsia. Los forenses, siguiendo la práctica habitual, remitirán los resultados al juzgado responsable del caso. El funeral tuvo lugar ayer a las 16.00 horas en la parroquia de San Miguel Arcángel.

 «SIN PALABRAS»

El pueblo de Palomero se encuentra muy afectado por este episodio, ya que se trata de un pequeño municipio donde todos se conocen y mantienen una rutina tranquila. «Nos encontramos consternados, realmente estamos sin palabras», declaró ayer a este diario la alcaldesa, María del Pilar Hernández, que trasladó el apoyo del ayuntamiento a los familiares y amigos de los afectados. Los dos hermanos eran muy conocidos porque llevaban toda la vida en la localidad. Ambos solteros, seguían residiendo juntos desde el fallecimiento de su madre y el menor se dedicaba al cuidado de sus tierras. El mayor se encontraba jubilado por un incidente.

«Los hechos acontecidos nos han desolado a todos. Jamás imaginamos que algo así podría tener lugar en nuestro pueblo», subraya la alcaldesa a través de un escrito en redes sociales, en nombre de la corporación municipal. «Son tiempos difíciles para todos --prosigue--, y tras lo ocurrido debemos estar más unidos que nunca. Que esto nos ayude a valorar más si cabe lo que realmente importa y aprendamos a dejar a un lado las disputas». Al fin y al cabo, concluye la alcaldesa, «Palomero es un pueblo pequeño, que se hace grande gracias a la calidad humana de su gente».