+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

FIESTA DE INTERÉS TURÍSTICO NACIONAL

Los mayordomos caldean el Jarramplas

El frío y el viento no logran detener la tradición más pasional de Piornal que arrancó con las primeras descargas de nabos de este año, en las que participaron cientos de personas. Este lunes es el día grande con el desfile de los Jarramplas del 2020

 

A. DE MATÍAS / EFE (E. PALOMO)
PIORNAL

19/01/2020

Más fotos

El Jarramplas. - TONI GUDIEL

Ni el frío ni el viento han podido con la tradición más pasional y festiva de Piornal: Jarramplas. Con una lluvia de nabos les han recibido este domingo en sus respectivas salidas, aunque los verdaderos Jarramplas saldrán este lunes, encarnados por los piornalegos Luis Miguel Serrano y Juan Carlos Fernández, quienes han esperado diez años hasta este momento.

Jarramplas no es una fiesta más. Mezcla adrenalina, tradición y emoción con las famosas alboradas y actos religiosos. Además, se implica toda la localidad y donde todos son partícipes de cada uno de los actos que se organizan para estas fechas.

Lanzamiento de nabos al Jarramplas / TONI GUDIEL

Muchos vienen de fuera y no faltan los piornalegos que, durante los días grandes de San Sebastián, regresan para vivirlos con fervor y ganas. Hay 28 toneladas de nabos traídos de la zona de La Vera listas para la celebración, según informa Efe.

Cientos y cientos de personas se agolparon por las calles de Piornal durante la jornada de este domingo, tanto por la mañana como por la tarde (con termómetros que llegaron a estar bajo cero), para lanzar los nabos a Jarramplas y cumplir así con la tradición de esta Fiesta de Interés Turístico Nacional, en la que no ha habido que lamentar incidencias.

Nabos usados en el Jarramplas / TONI GUDIEL

Este año es una fiesta un poco más reivindicativa, si cabe, pues «el arraigo identitario de Jarramplas es clave en la lucha contra el despoblamiento», tal y como señala el alcalde de Piornal, Javier Prieto.

«Es difícil explicar con palabras qué siente un piornalego por Jarramplas. Esta es una fiesta de mucha pasión, con un sentimiento especial, de adrenalina, religiosa y atípica, pero también muy participativa, ya que todo el mundo puede ser un vecino más y lanzarle nabos a Jarramplas», dice el alcalde.

Existen varias teorías sobre el origen de esta celebración. Para unos fue un ladrón de ganado que satisfacía sus necesidades incumpliendo las normas vecinales, por lo que fue capturado, condenado y apedreado por sus propios vecinos. Otros opinan, sin embargo, que fue un guerrero cristiano que fue despreciado por el pueblo por pasarse, en época de dominación musulmana, a las tropas árabes, e incluso que pudo ser un mártir que los judíos mataron por no renegar del cristianismo. Con un origen u otro, Jarramplas se enfrentará este lunes (mañana y tarde) a un torrente de nabos en el día más grande de la fiesta.

Ayudando al personaje / TONI GUDIEL