+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

.

De la panadería a la alcaldía

El socialista Félix Bravo ejerce como alcalde en Serradilla con dedicación exclusiva por la mañana y de panadero durante la madrugada, dos tareas que son incompatibles para el PP.

 

Profesión Félix Bravo, durante su jornada laboral en la panadería de su propiedad, ayer. - Foto:N. AGUT

NIEVES AGUTNIEVES AGUT 30/10/2010

¿Es o no incompatible que el alcalde de un pueblo cobre un sueldo del ayuntamiento y, al mismo tiempo, sea la persona encargada de firmar los recibos que factura la panadería de la que es propietario? Según el grupo del Partido Popular sí, pero a ojos del propio interesado no. Mientras tanto y hasta que se aclare esta situación, todos los días sobre las cuatro de la madrugada Félix Bravo acude a la panadería de la que es dueño junto con su cuñado. Después de amasar y hornear el pan durante cinco intensas horas de trabajo, cuelga su delantal blanco para vestir una chaqueta y dirigirse al Ayuntamiento de Serradilla donde ejerce como alcalde desde el año 1999. A partir de ese momento, sobre las nueve de la mañana, comienza la segunda jornada del día para Bravo y que consiste en intentar resolver problemas de sus vecinos.

De un lado a otro

"Unas veces estoy en el despacho toda la mañana y otras hasta primera hora de la tarde; todo depende de las gestiones que ese día haya que resolver y de los vecinos que tenga que recibir", explica el regidor.

En esta ocasión, su trabajo cotidiano se ha visto interrumpido por la denuncia del grupo de la oposición, el PP, que estima que existe incompatibilidad de cargo dado que el alcalde cobra un sueldo de unos mil euros al mes por su dedicación exclusiva en el ayuntamiento al mismo tiempo que obtiene ingresos --1.200 euros cada dos meses-- por suministrar pan una vez cada dos meses a los mayores de los pisos tutelados del municipio. Esta situación ha llevado a la portavoz del PP, Pilar Martín, a pedirle al alcalde a que elija: "O se queda con el sueldo del ayuntamiento o con su trabajo en la panadería, pero las dos cosas a la vez son incompatibles".

Sin embargo, el propio interesado está convencido que si la premisa del PP se cumple, ningún vecino entraría en la corporación. "Hay una edil del PP que su padre tiene un negocio de materiales de construcción aquí en el pueblo, entonces, ¿tenemos que dejar de comprarle aquí e irnos a Plasencia a comprar?", se pregunta.

Por ello, califica de "incomprensible" la queja del PP más aún cuando el suministro del pan se comparte con la otra panadería que hay en el pueblo y cuyos dueños ayer, manteniendo el anonimato, calificaron la queja del PP de "injusta".