+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

INICIATIVA DESTINADA A LOS MAYORES DEL JERTE

Un paseo por el Valle

La escuela profesional Injerta Cultura pone en marcha un proyecto en el que participan vecinos de la comarca H Los asistentes descubrieron lugares y costumbres que no conocían

 

Naturaleza 8 Algunos vieron por primera vez Los Pilones. - EL PERIÓDICO

Privilegio 8 Los mayores disfrutaron de las mejores vistas del Valle del Jerte, desde el Mirador de Tornavacas. - EL PERIÓDICO

Conocer todo sobre el territorio en el que se vive es casi imposible. Se puede conocer la mayoría de lugares turísticos, costumbres y tradiciones, pero siempre habrá algo que no se controle, bien porque no se sepa o porque no se haya tenido la oportunidad de conocer. Y eso es lo que le ha pasado a los 11 mayores del Valle del Jerte que se apuntaron al proyecto de la Escuela Profesional Injerta Cultura, ‘Re-conociendo el Valle’, aceptando así una propuesta de la Mancomunidad de Municipios del Valle del Jerte para que descubrieran otros rincones de la comarca.

Todo deriva de los servicios sociales de los municipios, que están más en contacto con la sociedad, «y se detecta que el espacio cultural que los mayores tienen es muy propio de ellos, de cada localidad y que necesitan participar de la oferta que ofrecen otros municipios». La idea era salir fuera de la región y hacer un intercambio cultural con otros mayores de otras comunidades «pero la gota frías de septiembre no lo permitió y se tuvo que suspender», señalaba Raquel Lucena, responsable de Injerta Cultura.

Mayores aventureros

El proyecto siguió adelante y se ofreció esa posibilidad de conocer rincones del Valle del Jerte. «Hubo mayores que, por ejemplo, habían estado toda su vida en Piornal y no conocían Los Pilones hasta que vinieron con nosotros, u otros que habían oído hablar de la Mancomunidad, pero no conocían las instalaciones. Para ellos ha sido una experiencia muy positiva y les daba pena que se terminara», explicaba la responsable de la escuela profesional.

De esta manera, se intentará que sea una actividad «que perdure en el tiempo» y que pase a ser «una tradición en el Valle del Jerte», sentenciaba Raquel.

Una experiencia única

Los mayores quedaron «encantados» con todo lo que visitaron y ya se querían apuntar para la próxima edición. Con este proyecto han podido conocer el patrimonio natural, cultural, folclórico y también gastronómico del Valle del Jerte. Han visitado, entre otros lugares, Los Pilones, el mirador del Puerto de Tornavacas, el mirador de la memoria, los famosos Chozos de Manolo. «Ha sido una experiencia enriquecedora tanto para ellos como también para nuestros jóvenes que se están formando con nosotros», subrayaba la responsable.