+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Una galería al aire libre

Ruta de arte urbano por los pueblos de Cáceres

 

Imagen de Ben Tocha en Tejeda de Tiétar. - Muro Crítico

CRISTINA JAÉN POLO
CÁCERES

22/03/2019

Más fotos

Ruta de arte urbano por los pueblos de Cáceres.

Ver galería completa

Ruta de arte urbano por los pueblos de Cáceres.

Ver galería completa

Ruta de arte urbano por los pueblos de Cáceres.

Ver galería completa

Instalaciones municipales, casas deshabitadas o fachadas se convierten en lienzos XXL para los artistas del pincel  y aerosol, con el objetivo de crear un nuevo espacio para la reflexión y el debate a lugareños y visitantes de los pueblos de Cáceres.

El arte urbano ha pasado a formar parte del patrimonio cultural de cada localidad. Se puede seguir una ruta de arte al aire libre por los pueblos de la provincia cacereña, son numerosos los que albergan las pinturas:

Aliseda: Bajo el título de ‘Resilencia orgánica’, Pekolejo (un colectivo formado por la extremeña ‘Pe’ y el chileno ‘Kolejo’) desarrollan su imagen dedicada al ecosistema; “La capacidad de regeneración y crecimiento que posee la naturaleza es mucho más fuerte que la incidencia del hombre y su concepción del tiempo”, expresa Pekolejo.

En el Casar de Cáceres, Pekolejo reivindica los derechos de las mujeres. ‘Unión entre mujeres’ es el nombre de la obra en la que se ve seis mujeres dando la espalda al espectador y abrazadas entre ellas; según manifiestan los autores: “Tienen el don de contener, de cobijar y cuando están unidas esa magia se incrementa y pueden crear cosas maravillosas, florecer, crecer, encontrar y despertar su fuerza interior”.

En la localidad de Talaván, Ben Tocha en su grabado menciona la  ‘Exclusión social’. Tocha sostiene que  “la situación en la que se encuentran muchas personas de nuestro alrededor, en la mayoría de los casos como consecuencia de la crisis: sin oportunidades trabajo, sin acceso a sanidad, educación, una vivienda digna o algo tan básico como tres comidas al día”.

Jaikü, en Baños de Montemayor y con el enunciado ‘Reciclaje’, critica la cultura de usar y tirar: El artífice revela que su imagen: “Habla de la importancia de la sostenibilidad y el reciclaje como camino para preservar el futuro de cuanto nos rodea y de nuestra propia existencia. La armonía con la naturaleza es fundamental para garantizar la vida en nuestro planeta”.Sin embargo en Cabezabellosa,  este artista señala ‘La era del vacío’. Jaikü describe su imagen: “He centrado el mural en la representación de un icono tradicional que es el cesto de mimbre, que además de estar vacío, se está borrando. Siendo un reflejo de nuestras carencias, debilidades y renuncias a todo lo anterior.  Una reflexión sobre la sociedad actual, sus prioridades, sus sueños... ¿dedicamos nuestras vidas a lo realmente importante?”.

En el municipio de Collado de la Vera,  YES275 crea: ‘Realidades paralelas’. Es un retrato distorsionado de una niña que sólo se consigue ver cuando nos alejamos del muro. Según su creador: “ofrece un paralelismo con el trabajo que hay detrás de la fabricación de muchos de los productos que consumimos habitualmente. Quizás mano de obra barata fruto de la explotación infantil en países en vías de desarrollo”.

Sojo en Guadalupe apunta a la ‘Tolerancia entre religiones’. “El abrazo entre lo humano y lo divino no entiende de diferencias. Ofrece una visión de las religiones como camino de encuentro y fraternidad que nunca debe ser utilizado como excusa para someter o aniquilar al otro”, explica su autor. Por otro lado, su intervención en Madrigalejo atañe al despoblamiento. Sojo destaca que es un tema  “que preocupa a la sociedad actual, sobre todo al mundo rural.”

La artista Lidia Cao aboga por la defensa de la mujer en Miajadas bajo el enunciado: ´Superación de la violencia de género’. Según Cao la obra refleja: “La superación  y la valentía por recuperar la vida y florecer de nuevo tras haber sido víctima”.

‘Mujeres que han hecho historia’ es lema del mural de Natalia Rodpi en Moraleja. Valentina Tereshkova, Irena Sendler, Amelia Earhart, Nina Simone, Frida Kahlo, Malala Yousafzai, Rosa Parks, Gloria Fuertes y Clara Campoamor, son algunas de las mujeres que aparecen en la pintura y a las que Rodpi dedica la pintura.

En Navalmoral, Elisa Capdevilla aborda el retrato íntimo de su hermana. Capdevilla dice que es como: “Un modo de poner en valor la importancia de las mujeres que están presentes en nuestras vidas”. ‘Mujer de mi vida’ es el título de su lienzo.

Pozuelo de Zarzón adopta la ilustración de Daniel Muñoz San, basada en: “La idea de la censura y el monopolio que el poder ejerce sobre los ciudadanos, trata de establecer una mirada crítica en torno a la función de las imágenes, nuestro acceso a ellas así como nuestra participación en la construcción del pensamiento crítico”, explica Muñoz.

El dibujo del municipio de Retamosa es de Caín Ferreras. Reclama por un ecosistema limpio, ‘Medio ambiente’ es el emblema de este grabado.  “La gente que sale al campo que no deje basura, es una cosa que no tiene excusa, el comportamiento cívico. Este mural representa  reacciones de la naturaleza ante algo que no debería estar en ese hábitat”, opina Ferreras.

‘La contaminación en mares y océanos’ está presente en Riolobos gracias a Misterpiro. A través de su figura plasma el concepto del reciclaje de plásticos. El artista explica: “La estructura general de la bandera es Cuba, aunque esté dada la vuelta y en una parte estaría el pez vivo en color, con una gama muy viva y al otro, el pez muerto en el que he utilizado colores más fríos”.

En Talaveruela de la Vera, la ‘Violencia de género’ es el tema del mural de Brea. "Quería una mujer fuerte no una víctima. Con una mirada dura y valiente. Por otro lado, contiene los nombres de condenados por violencia de género, dónde y cuándo lo hicieron. Para que no se olvide", describe su autor.

El lienzo ‘Desempleo ilustrado’ de Ben Tocha en Tejeda del Tiétar. Desde su punto de vista: “La juventud universitaria se enfrenta en pleno siglo XXI a una de las crisis más terribles: el desempleo. Pocos son los que salen de la universidad con una garantía de poder trabajar. En esta pieza ese sueño lo he representado con un gran oso de peluche”, expone Tocha.

En 2016, el Área de Cultura de la Diputación de Cáceres puso en marcha: ‘Muro Crítico’, un programa que pretende acercar el arte urbano a los pueblos, “utilizando como punto de partida una mirada crítica ante los problemas que sufren y preocupan a nuestra sociedad”.

“Este es el proyecto: pasar de una cultura de paso a una para reflexionar y que nos haga transformar la sociedad. Eso lo han hecho muchos artistas que se han formado en nuestras escuelas. Es un doble objetivo: lanzar un mensaje y ensalzar la labor de las escuelas de bellas artes de la Diputación de Cáceres”, asevera Álvaro Sánchez Cotrina, diputado del Área de Cultura, Juventud y Deportes.