+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

TODOS LA DESTACAN COMO UNA MUJER «CARIÑOSA, TRABAJADORA Y MUY AMABLE»

Un siglo de vida y cariño

Valentina Calero Timón, vecina de Villanueva de la Vera, cumplió 100 años el jueves y lo celebró junto a parte de su familia y trabajadores y usuarios de la Residencia de Mayores El Prado

 

Feliz 8 Valentina sopla las velas junto a su hermana y una nieta. - CEDIDA

ALEX DE MATÍAS
08/06/2019

“Nunca la ves en la calle, ni la ves de pasear, siempre la ves trabajando para a su familiar ayudar”. Esta es una de las estrofas que Epifanio González le dedica en su poesía que hizo para ella. Y es que Valentina Calero Timón, de Villanueva de la Vera, cumplió 100 años el jueves y lo celebró acompañada de sus familiares y compañeros de la Residencia de Mayores El Prado, de la localidad verata.

Y es que no todos los días se tiene la suerte de cumplir el siglo de vida ni poder celebrarlo rodeada de los seres queridos. «Fue, es y siempre será una muy buena abuela, muy trabajadora y muy cariñosa con nosotros. Le gusta mucho que le den besos y abrazos», señalaban sus nietas Lorena y Mayra.

El jueves, Valentina disfrutó de una celebración por todo lo alto con sus compañeros de la residencia de mayores, con algunos vecinos y familiares. El alcalde de la localidad, Antoni Caperote, también estuvo presente para llevarle un ramo de flores en nombre de todo Villanueva de la Vera.

En la celebración en el centro de mayores, también hubo un grupo de canto que la homenajeó con algunas de las canciones más queridas por Valentina y pudo ver numerosas fotos de su vida en un mural que hicieron para la ocasión. Hoy tendrá una celebración más íntima con toda su familia en el centro.

«Su vida ha sido un poco dura. Se quedó viuda muy joven y tuvo que criar ella sola a sus tres hijos que, desgraciadamente, ya no están aquí para celebrar su 100 cumpleaños. Pero, además, cuando regresó a Villanueva tuvo que cuidar de sus hermanos, porque ella es la mayor, y también de sus nietos», explicaban sus nietas.

Desde El Prado también destacan a Valentina, que lleva desde hace 18 años compartiendo día a día con trabajadores y otros usuarios, como una mujer «buena, educada, amable y muy agradecida» y que siempre «ha derrochado amor y ahora la vida se lo está devolviendo, porque se lo merece», reseñaba Sonia Guinea, directora de la residencia.

 
 
1 Comentario
01

Por cruceño 14:39 - 08.06.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

antiguamente llegar a cien años era una quimera,ahora menos,en casa tengo a la suegra camino de 103 y mi padre,el mes que viene 101