+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

YA SON CINCO LOS ARRESTADOS POR SU IMPLICACIÓN EN EL CASO

Los tres nuevos detenidos por el crimen de Logrosán prestarán hoy declaración

Están desde el lunes en la comandancia. No se descarta que haya más detenciones

 

Una imagen de archivo de los juzgados de Logrosán. - EL PERIÓDICO

SIRA RUMBO caceres@extremadura.elperiodico.com CÁCERES
21/11/2019

Los tres nuevos detenidos por el crimen de Logrosán pasarán esta mañana a disposición judicial. La previsión es que comiencen a prestar declaración a partir de las 10.00 horas. Fueron arrestados por la Guardia Civil entre el lunes y el martes y aún permanecen en dependencias de la comandancia de la Guardia Civil. Por el momento, y debido a que el caso se encuentra todavía bajo secreto de sumario, no ha trascendido ni su sexo ni la relación que mantenían con el fallecido; como tampoco su grado de implicación en el caso.

Ya son cinco los detenidos por la muerte de Óscar G. G, un joven natural de esta localidad cacereña que apareció muerto la madrugada del pasado 3 de noviembre con una herida de arma blanca. Fue un vecino el que se lo encontró tendido en la calle Consuelo confluencia con Ortega y Gasset y alertó al 112. A la llegada de los servicios de emergencias no pudieron hacer nada por su vida.

Por el momento de los cinco detenidos la juez ha decretado el ingreso en prisión de dos personas: el presunto autor de los hechos, un joven también natural de Logrosán, y su madre. Ellos fueron los primeros arrestados por su implicación en este caso y, tras prestar declaración el juzgado ordenó su ingreso en prisión comunicada y sin fianza. Se da la circunstancia, además, de que el fallecido había mantenido una relación sentimental con la madre de la pareja del arrestado.

Días después se detuvo a una tercera persona, otro joven de 20 años amigo del primer detenido. En este caso, tras contar su versión de los hechos, el juzgado lo dejó en libertad con cargos, acusado de un delito de encubrimiento. Al parecer, según contó en los juzgados, él fue quien escondió al presunto autor de los hechos en su casa después de cometer el crimen y le animó a que se entregara a la Guardia Civil.

La investigación se mantiene aún abierta y no se descarta que haya más detenciones.