+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

DEBIDO AL CLIMA ADVERSO Y A LA CRISIS SANITARIA

El Valle del Jerte pedirá el apoyo de las administraciones por las pérdidas en la cereza

 

Cerezas del Valle del Jerte dañadas. - A. M.

El presidente de la Mancomunidad de Municipios del Valle del Jerte, Gabriel Iglesias, ha mostrado su intención de solicitar, desde la entidad, ayudas directas a la Junta de Extremadura y al Gobierno de España por los daños causados a la cereza debido a la climatología desfavorable, unidos también a las pérdidas en la campaña cerecera derivadas de la crisis de la covid-19, “que ha supuesto ya de por sí afrontar grandes sobrecostes en medidas de seguridad y protección, encareciendo el transporte y reduciendo los canales de venta”, explica.

Por ello, y para paliar los efectos de la climatología, la Mancomunidad Valle del Jerte ha planteado la necesidad de activar “una línea de ayudas de infraestructuras para la mejora de caminos rurales que se han visto especialmente afectados por las lluvias y que dan acceso a las fincas”. En la misma línea, el presidente señala que “se solicitará una AEPSA especial para que puedan permanecer los puestos de trabajo de las personas eventuales que trabajan en la recolección de la cerezas” y pedirán que se aplique “una fuerte reducción de los módulos del IRPF para la campaña de Hacienda del año que viene”, y un Plan de empleo para los autónomos del campo. Asimismo, tanto alcaldes y alcaldesas de los municipios del Valle del Jerte como los cooperativistas piden que se continúe con la mejora del seguro agrario.

Según las estimaciones de la propia mancomunidad y la Agrupación de Cooperativas Valle del Jerte, las recientes tormentas de lluvia y granizo y las heladas “han provocado unas pérdidas totales de casi 15 millones de kilos de cerezas lo que se traduce aproximadamente en el 60% de la producción de cereza temprana y el 90% de la de media estación”, subraya Iglesias.

Finalmente, el presidente de la entidad asevera que a la comarca se le suma “la penosa situación que atraviesa el segundo pilar económico de la comarca, el sector turístico, que como consecuencia de la crisis del covid-19 ha perdido unos dos tercios de la facturación anual al no poder trabajar ni durante ‘El Cerezo en Flor’, ni durante la Semana Santa ni en el resto de la primavera”, sentencia Gabriel Iglesias.