+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA INICIATIVA PONE ROSTRO E HISTORIA A LAS MUJERES QUE HAN SUFRIDO VIOLENCIA DE GÉNERO

Las víctimas tienen nombres

Todas las personas implicadas en el proyecto ‘Adiós Corazones’, desarrollado en el Valle del Jerte, pusieron el broche final el pasado viernes con el recuerdo y homenaje a las mujeres asesinadas

 

Recuerdo 8 Se nombró a todas las víctimas. - CEDIDAS

Homenaje 8 Cada corazón, una mujer asesinada. - CEDIDAS

ALEX DE MATÍAS prov-caceres@extremadura.elperiodico.com VALLE DEL JERTE
02/12/2019

En la semana en la que se ha conmemorado el Día Internacional contra la Violencia de Género, el Valle del Jerte ha puesto punto y final a un nuevo proyecto de ‘Adiós Corazones’, clausurado con un acto de despedida muy emotivo y de recuerdo a todas las mujeres que han sido víctimas este año, organizado desde la Oficina de Igualdad de la Mancomunidad de Municipios del Valle del Jerte.

Así, el pasado viernes, todas las personas implicadas en este proyecto compartieron el cierre del mismo. Fue «una jornada conmovedora por muchos motivos: por volver a ver la implicación de muchas mujeres en esta lucha, por recordar cada momento vivido con el proyecto y por tener que sumar 54 asesinatos más desde la última vez que nos encontramos, y que hacen un total de 1.280 asesinatos, con lo que basta ya», difundió la propia mancomunidad a través de un mensaje en sus redes sociales.

Recuerdo con corazones

En las puertas de la mancomunidad se volvió a recordar a todas esas mujeres, a nombrarlas y a depositar los corazones junto al resto, dibujando, además, 51 siluetas que simbolizan los 51 asesinatos de este 2019. «Como sociedad tenemos que posicionarnos, mostrar la repulsa contra la violencia de género, el apoyo a los familiares de las personas asesinadas y no olvidar a ninguna de las víctimas», señalan desde la mancomunidad.

Este proyecto ‘Adiós Corazones’ surgió de la necesidad de «concienciar a la sociedad sobre la violencia de género y dejar de contar con números a las víctimas, ponerles nombres y conocer su historia, porque detrás dejan familia e hijos, en muchos casos, pero también hay que conocer las historias de esas supervivientes de la violencia que pueden contarlo a día de hoy», explica Johana, miembro de la Oficina de Igualdad del Valle del Jerte.