+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Un seísmo dentro y fuera de la barra

La Terremoto de Alcorcón compagina la gira con su bar.

 

La Terremoto de Alcorcón en la barra de su bar de Palma, el viernes por la noche. - Foto:MIGUEL LORENZO

LUIS PLIEGOLUIS PLIEGO 06/08/2006

La Terremoto de Alcorcón es una diva multimedias. Tiene muchos pantis y, cuanto más viejos, más le gustan. "La media nueva no es elegante. Una estrella de verdad debe tener al menos una carrera", explica la estrella de la canción pirata en el bar que regenta en Sa Gerreria, un barrio de Palma. La artista de la parodia vive un verano lleno de bolos tras triunfar gracias a internet en todo el mundo con una versión corrosiva del videoclip Hung up , de Madonna.

A fuerza de verlo una y otra vez en diferentes cadenas de televisión y de descargar esa pieza maestra de la cultura basura, el estribillo de la Terremoto --"times goes bye, con Loli"-- es ya casi más popular que el de la reina del pop. Pero a esta diva sin edad no se le caen los anillazos de plástico por ponerse a servir mesas en el Flexas entre gala y gala. "Esto es como Cantora, solo que aquí hay un trato con los clientes más cercano. Yo en este bar hago de todo, menos la comida, que para eso está el cocinero".

En el menú del Flexas no hay un solomillo a la Terremoto que rivalice con el pollo a la Pantoja , pero existe el aliciente de que aparezca de repente la artífice del tercer vídeo más descargado de la historia de Google. El viernes llevaba unas bambas con ruedas extraíbles, al más puro estilo chica Martini , para servir chatos de Tío Pepe. Mientras en el Náutico de Palma los espontáneos intentan fotografiarse cerca de la familia real, en Sa Gerreria todo el mundo quiere una foto con la nueva reina del underground .

"Mi escuela es el cabaret más nocturno. Con Diabéticas Aceleradas hemos actuado en los garitos más infectos de la geografía española", explica.

EXITO INTERNACIONAL La artista ha llevado su gira Confesiones tirada en el suelo de la discoteca a Holanda, Francia, Italia, EEUU y Canadá; es contertulia de El programa de Ana Rosa , en Tele 5, y actuó en el último festival de Benicassim. Allí los críticos calificaron el suyo como el tercer mejor concierto del FIB 2006. "Y eso que yo pensaba que no lo iba a ver nadie", dice.

La Terremoto se trasladó de Alcorcón a Palma hace siete años. "Me trajeron el amor y el trabajo", asegura. En Mallorca, la mujer que ha hecho del copiar y pegar un oficio empezó a actuar con la compañía Diabéticas Aceleradas y, desde ahí, se lanzó a la conquista. La clave está en reinterpretar con su acento y sus letras los éxitos de otros. Michael Jackson, Kylie Minogue, Fangoria y Geri Halliwell han pasado por su trituradora.

Por cuestiones de derechos de autor, no ha podido editar sus hits . "Soy la reina del Emule. Hay que aprovechar las nuevas tecnologías", explica. Gracias a ese programa de intercambio virtual de archivos, la Terremoto consigue las bases para sus canciones.

¿Habrá escuchado Madonna la ácida versión de la Terremoto? "Me consta que sí y que le hizo mucha gracia. Es que si no, a estas alturas, ya estaría en la cárcel", ríe. Como todas las grandes divas, Terry mezcla un poco de verdad y mucha fantasía. "Bueno. Kylie y yo fuimos al colegio juntas. Ella lleva siempre una medallita de la Virgen que le regalé", jura.

Hay quien asegura en Mallorca que tras el melenón y las capas de maquillaje de la Terremoto se esconde Pepa, una joven guapísima con un gran sentido del humor. Pero ella lo niega.