+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Un espectacular Encuentro pone fin a las procesiones

Sin incidentes, el alcalde califica la semana de «excepcional». El buen tiempo permitió que se luciera uno de los desfiles más emotivos

 

Una imagen de la procesión del Encuentro celebrada ayer. -

La procesión del Encuentro es una de las más esperadas en Plasencia y el tiempo permitió ayer que se luciera. Emocionante, espectacular, magnífica.. fueron algunos de los calificativos que utilizaron ayer quienes se acercaron a verla, sobre todo, a la Plaza Mayor, donde se produjo el encuentro entre la madre y su hijo.

A las once de la mañana salían del mismo templo, Santo Domingo, pero para tomar direcciones opuestas. Nuestro Padre Jesús de la Pasión marchaba hacia la Plaza de San Nicolás, la calle Blanca y la Catedral, para enfilar por la calle Santa Clara y la Plaza de Esteban, desde donde llegaba a la Plaza Mayor. Su marcha la acompañó la Agrupación Musical La Expiración, de Salamanca.

El recorrido de la Virgen, Nuestra Señora del Rosario, fue más corto y, de Santo Domingo, se dirigió por la Plaza de San Nicolás a la calle Zapatería y, desde ahí, llegó a la Plaza Mayor. Su música era la de la Banda Ciudad del Tormes, también salmantina.

Comenzaba entonces un recorrido acompasado, primero uno, luego la otra, por ambos lados de la bandeja central de la catedral, hasta encontrarse madre e hijo ante el ayuntamiento. Allí, bajo la supervisión de los responsables de los pasos, tuvieron lugar los bailes y el encuentro de ambos pasos, que, ya juntos, enfilaron después por la calle Zapatería hasta San Nicolás y regreso a Santo Domingo, para decir adiós así a las procesiones de este año.

El alcalde destacó a través de sus redes sociales que terminaba una Semana Santa «excepcional» y daba las gracias «a todos los que la hicieron posible» por «su generosa aportación para hacer de esta semana la semana más grande de nuestra ciudad».

Cofradías, fuerzas de seguridad, servicios de limpieza, sanitarios, personal municipal, de turismo, empresarios, Catedral, concejales y otras autoridades.

Otro agradecimiento se lleva la climatología porque ha respetado a todas las procesiones salvo a una, la del Viernes Santo, que, «por responsabilidad» decidió no arriesgarse a que se mojaran sus pasos, sobre todo el recién restaurado Cristo de la Agonía. El próximo año será.

Temas relacionados