+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Plasencia despide procesiones con un soleado Encuentro

El hijo llegó por San Esteban y la madre por Zapatería, al son de dos bandas. La plaza Mayor se llenó para ver la unión del Cristo y la Virgen ante el ayuntamiento

 

El Cristo y la Virgen, en su Encuentro ante el ayuntamiento y a la vista de numerosas personas. - TONI GUDIEL

Después de una semana convulsa en lo meteorológico, Plasencia pudo despedir sus procesiones con un luminoso sol, que engrandeció la procesión del Encuentro y llenó las calles del centro y, sobre todo, la plaza Mayor, de placentinos y foráneos, aquellos que arañan los últimos días a sus vacaciones.

La del domingo de Resurrección es una de las procesiones más bellas en Plasencia. El Encuentro se vive con emoción, pues madre e hijo procesionan por separado para encontrarse ante las puertas del ayuntamiento. Así, sobre las once de la mañana, salían del templo de Santo Domingo, los dos de blanco.

El Cristo, al igual que procesionó el Lunes Santo, iba solo con una gran palmera, con las manos abiertas y rodeado de flores rojas y amarillas. La Virgen, bajo palio, también de blanco y con flores blancas y amarillas.

Marchó él por la calle Blanca para pasar por la catedral y llegar por Santa Clara hasta San Esteban. Por el rincón llegó a la plaza Mayor, acompasando su marcha con la música de la banda del Santísimo Cristo del Humilladero de Cáceres. La Virgen, en cambio, pasó por la calle Zapatería, al son de la banda Ciudad del Tormes de Salamanca.

Y se encontraron poco a poco, acercándose unas veces él y otras ella, hasta bailar juntos ante los aplausos del público. El regreso fue ya con uno tras otro, por Zapatería hasta volver a Santo Domingo, donde las puertas se cerraron hasta la próxima Semana Santa en Plasencia.

luces y sombras / Esta semana ha sido desigual en la capital del Jerte debido a las lluvias. Si el lunes y martes el tiempo acompañaba y pudieron salir las hermandades de La Pasión y el Cristo de la Columna, el miércoles, el Nazareno tuvo que quedarse en la catedral por el mal tiempo.

El jueves, más de lo mismo, la cofradía de la Sagrada Cena decidía no salir para no arriesgarse a que sus pasos se mojaran, al igual que la Vera Cruz, que activó su protocolo de lluvia y solo salió la Cruz de guía, estandartes y cofrades voluntariamente. La Venerable Orden Tercera sí se arriesgó y sacó sus pasos.

El viernes, el Descendimiento salió, pero tuvo que darse la vuelta porque comenzó a llover, mientras que el sábado regresó el buen tiempo y nada impidió que saliera el Santo Sepulcro, al igual que ayer en el Encuentro y sin incidentes que destacar.