+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

PSICOLOGÍA

Los 10 trastornos psicológicos más raros

Varias enfermedades mentales tienen origen desconocido y carecen de tratamiento

 

Los 10 trastornos psicológicos más raros -

ÁNGEL RULL
14/10/2019

A medida que avanzan los años, la psicología y la neurobiología van entendiendo el funcionamiento de nuestro cerebro. Se conocen mejor la mecánica de algunas enfermedades o qué áreas se especializan en qué comportamientos. Sin embargo, aunque se haya avanzado notablemente, todavía quedan muchas incógnitas. No se entiende cómo ciertas enfermedades aparecen en unas personas sí y en otras no, cómo algunos medicamentos actúan o qué implicación genética hay en todo lo que vivimos, analizamos y procesamos.

Dentro de todo aquello que desconocemos del cerebro, se encuentran varios trastornos psicológicos raros que interfieren en la vida de algunas personas de forma perjudicial. Afectan a su percepción, a cómo se relacionan o a la forma que tienen de procesar la información. No son comunes dentro de la población general, pero todo aquel que lo sufre, nota cómo su rutina diaria está completamente alterada.

Poco común

El número de enfermedades tanto físicas como mentales es cada vez más amplio. No se debe a que la sociedad esté cada vez más enferma, sino que nuestra propia evolución o los avances médicos han ido dando nombre a trastornos que, tal vez, hayan existido siempre. Categorizamos en manuales diagnósticos la enfermedad en función de sus síntomas y de la prevalencia que hay en la sociedad. Algunas enfermedades son comunes, como la depresión o el cáncer, y otras más raras, despiertan la curiosidad de toda la comunidad científica.

¿Cuáles son los trastornos psicológicos más raros que existen?

1. Paramnesia reduplicativa

La persona que lo sufre cree que uno o varios sitios han sido duplicados, que aparecen en más de un lugar a la vez. También puede pensar que ese sitio ha sido desplazado.

Aparece en personas que tienen algún tipo de trastorno psicótico grave o que han sufrido un daño cerebral.

2. Síndrome de Frégoli

Este delirio aparece cuando, quien lo sufre, está convencido de que una persona se disfraza y se hace pasar por otras de su entorno. Normalmente cree que tiene algún tipo de fin, como hacerle daño o perjudicarle de alguna forma. Aparece como un fallo en el reconocimiento de caras y se entrelaza con la paranoia.

3. Síndrome de pica

Se conoce también como 'alitrofagia', consistiendo en la ingesta de diversos alimentos que no tienen como fin la alimentación y que carecen de valor nutritivo, como puede ser comer papel, tierra o hasta pintura. Lo normal es que aparezca en la infancia, como cuando los niños comen plastilina, pero puede perdurar y acarrear una intoxicación en la etapa adulta.

4. Síndrome de Cotard

Este síndrome aparece asociado a algunas esquizofrenias. La persona cree que está muerta o que no existe, lo cual genera aislamiento, falta de cuidado propio y distanciamiento de la realidad.

5. Delirio de Capgras

Si buscamos en la filmografía más reciente, podríamos llegar a encontrar esta enfermedad, aunque asociado a la ciencia ficción. La persona está convencida de que un impostor está reemplazando la identidad de una persona de su vida, como puede ser un familiar o un amigo cercano. También es típico de la esquizofrenia, pero daños en el cerebro o algunas demencias pueden estar asociados.

6. Síndrome de Anton

Puede aparecer en aquellas personas que presentan ceguera cortical, es decir, que es el daño en el propio cerebro el que impide la visión. Niegan que exista tal ceguera y llegan a intentar comportarse y moverse con normalidad, pese a las continuas evidencias en contra. De hecho, si les pides que te describan un objeto cercano, lo simularán.

7. Folie à trois

Es el grado superior del 'Folie à deux', cuando dos personas comparten un mismo delirio. En este caso, más raro aún, serían tres personas las que sufrirían el brote psicótico con una exacta distorsión de la realidad. Ocurre cuando las dos personas más sumisas e influyentes acaban asumiendo las creencias de la tercera.

8. Boantropía

Es un caso rarísimo en el que la persona está convencida de que no es en realidad humano, sino que es una vaca y se acaba comportando como tal. Es algo más frecuente que en general piense que es un animal, llamándose, en este caso, 'zoantropía'.

9. Trastorno de la integridad corporal

Este caso es difícil de diagnosticar ya que la persona no busca ayuda. Suele descubrirse cuando ya es demasiado tarde, ya que, quien lo padece, siente el deseo irracional de apuntarse una parte del cuerpo, y puede acabar consiguiéndolo.

10. Síndrome de Jerusalén

Está directamente asociado con la cultura cristiana o judía. Aparece cuando una persona viaja a Jerusalén y comienza a creer que tiene una misión divina, un propósito para el que ha sido llamado. A cualquier fan de 'Los Simpson' le sonará.

El cerebro humano está asociado a un sinfín de interrogantes que han intentado desvelarse, interesándose por él filósofos, médicos o psicólogos. Está implicado en todo aquello que vivimos y en cómo lo vivimos. Y, a menudo, nos muestra complejidades y enfermedades raras para las que tampoco tenemos explicación.

* Ángel Rull, psicólogo.

Apúntate a nuestra Newsletter

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España