+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

MEDIO AMBIENTE

Un 24% de abejas europeas podría desaparecer en 5 años

Un investigador belga avisa de que el peligro es que sin su polinización, la producción agrícola mermaría. "Los insectos pueden contribuir a la producción alimentaria", concluye Guy Smagghe, doctor honoris causa por Politécnica

 

Un 24% de abejas europeas podría desaparecer en 5 años -

JULIANA LEAO-COELHO / EFE
16/11/2019

El investigador belga Guy Smagghe, doctor honoris causa por la Universidad Politécnica de Madrid y experto en control de plagas de insectos de forma sostenible, advierte de que "un 24 % de las abejas silvestres europeas podría desaparecer antes de 5 años". Según sus datos, el 46% de las especies de abejorros de la UE "está en regresión" y, de ello, la mitad en peligro de extinción.

El problema, según este entomólogo de la Universidad de Gante, es que los "servicios de polinización que hacen los insectos equivalen al 9,5% de la producción agrícola mundial", lo que supone 153.000 millones de euros anuales. "Sin su polinización, el suministro de frutas, hortalizas y estimulantes como el café y el cacao no cubriría la demanda actual", ya que 70 % de los cultivos dependen de ella, advierte en una entrevista con Efe.

"Necesitamos una agricultura sostenible para alimentar a una población que alcanzará los 9.000 millones de personas en diez años", añade este científico, para quien "los insectos pueden contribuir a la producción alimentaria".

CONTROL BIOLÓGICO DE PLAGAS

Su sistema para el control biológico de plagas, actualmente utilizado por "el 95 % de los cultivadores de tomates de Almería", ha sido desarrollado de forma conjunta con la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), con la que lleva colaborando 25 años.

Smagge explica que emplean "enemigos naturales -insectos buenos que controlan a los malos-, además de sustancias químicas seguras y estrategias biológicas", como las avispas parasíticas que ponen sus huevos sobre las orugas que atacan los tomates. Otra forma es "silenciar" algunos genes mediante la técnica de ARN interferente (ARNi). "No es una manipulación genética, sino que impide la producción de una proteína sin la cual el insecto no sobrevive". Ha funcionado contra el escarabajo de la patata de invernadero, el del boniato en África y en los cítricos, explica.

Ante la cumbre del clima que Madrid albergará en diciembre, Smagghe pide "salvaguardar la biodiversidad de las abejas y su servicio de polinización, que son cruciales para el planeta", además del apoyo a los planes nacionales de mejora ambiental que ya han iniciado varios países europeos.

Apúntate a nuestra Newsletter

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España