+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CRISIS SANITARIA INTERNACIONAL

Alerta por el primer caso de ébola en Nueva York

Un doctor de Médicos sin Fronteras que volvió de Guinea el día 17 fue aislado el jueves tras alcanzar 39,4 de fiebre. El miércoles había ido en metro desde Manhattan a Brooklyn y estuvo en una bolera

 

Una mujer ante un cartel con información sobre el ébola en el Hospital Bellevue de Nueva York donde está incresado el doctor Craig Spencer. - Foto: REUTERS / EDUARDO MUÑOZ

IDOYA NOAIN / Nueva York
24/10/2014

Un doctor estadounidense que estuvo tratando enfermos de ébola en Guinea con Médicos sin Fronteras (MSF) y que regresó a Nueva York el 17 de octubre se convirtió este jueves en el cuarto caso de contagio del virus detectado en Estados Unidos, el primero fuera de Dallas y en la urbe más poblada de Estados Unidos, con 8,4 millones de habitantes. Un laboratorio local ha confirmado el positivo del doctor Craig Spencer, de 33 años, que el jueves por la mañana, al ver que tenía 39,4 grados de fiebre, avisó a las autoridades y fue inmediatamente trasladado en una ambulancia especialmente preparada y con personal vestido con equipos de protección desde su apartamento en Harlem, en la calle 147, hasta el hospital Bellevue, en la calle 27, donde se encuentra en aislamiento.

Spencer acabó su misión en Guinea el 12 de octubre, salió del país el 14 y, tras pasar por el curso obligatorio que MSF ofrece en Bruselas a sus cooperantes, llegó a Nueva York el día 17 por el aeropuerto JFK, uno de los cinco de Estados Unidos donde se toma la temperatura a los pasajeros que llegan de Guinea, Liberia y Sierra Leona. Al aterrizar no tenía fiebre. Aunque cuando él llegó aún no había entrado en vigor la nueva orden aprobada el miércoles de monitorear durante 21 días a todos los viajeros procedentes de esos tres países, Spencer siguió las indicaciones de MSF y se controlaba a diario la temperatura dos veces al día.

El martes empezó a sentir cierta fatiga pero siguió su vida normal, incluyendo salir a correr cinco kilómetros. El miércoles por la noche cogió tres metros para ir desde su casa en Manhattan hasta Williamsburg, en el barrio de Brooklyn, donde estuvo en una bolera, y luego regresó a su casa en un coche de Uber. Por la mañana se detectó la elevada fiebre y sintió también náuseas y dolores, llamó a MSF y desde allí se pusieron en contacto con las autoridades, que enviaron la ambulancia y el equipo especialmente preparados.


MENSAJE DE CALMA

La salida solo unas horas antes de mostrar una fiebre tan elevada y declaraciones como las de un trabajador de Bellevue que le dijo a 'The New York Times' que Spencer parecía muy enfermo cuando llegó al hospital podrían disparar las alarmas entre la población pero tanto el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, como el gobernador del estado, Andrew Cuomo, participaron ayer en una rueda de prensa en el hospital para lanzar un mensaje de calma.

"Sé que solo el sonido de la palabra ébola puede extender el miedo, sé que es una situación que asusta, pero cuantos más datos tiene la gente menos miedo da", dijo Cuomo. El alcalde, por su parte, aseguró que "no hay razón para que los neoyorquinos estén alarmados", dijo que las autoridades creen que "muy poca gente estuvo en contacto" con el doctor y explicó que "estar en el mismo vagón de metro o vivir cerca de la persona con ébola no pone en si mismo a alguien en riesgo".

La ciudad informó de que "un equipo de detectives de enfermedades del Departamento de Salud" había empezado "inmediatamente a buscar activamente a todos los contactos del paciente para identificar a cualquier que pueda estar en riesgo potencial". De momento la novia del doctor y dos amigos han sido puestos en cuarentena y se considera que el conductor del taxi, con quien no tuvo contacto físico directo, no está en riesgo. La autoridad metropolitana del transporte, responsable del metro, no ha explicado si está buscando a los pasajeros del metro y remite para cualquier enfermedad a los responsables sanitarios.


MÉDICO COMPROMETIDO Y RESPONSABLE

El hospital Columbia Presbiterian, donde trabaja habitualmente Spencer, emitió un comunicado asegurando que se trata de "un médico comprometido y responsable que siempre pone a sus pacientes primero" y clarificaron que "desde que volvió del extranjero no ha estado trabajando en el hospital ni ha visto a ningún paciente".

Tres miembros del equipo de respuesta de emergencia creado por el Centro de Control y Prevención de Enfermedades viajaron ayer mismo a Nueva York, donde ya había personal de la agencia federal, que esta misma semana había estado en Nueva York analizando el nivel de preparación de los hospitales locales para responder a potenciales casos. Bellevue era uno de los ocho centros designados en el estado para tratar a pacientes de ébola y el primero ha llegado.

Este es el cuarto caso detectado en EEUU tras el de Thomas Eric Duncan, un liberiano que murió en un hospital de Dallas, y dos de las enfermeras que le cuidaron, que han sido trasladadas a Atlanta y Maryland. Además, en EEUU se han tratado cinco pacientes más que llegaron contagiados desde África, que se han recuperado.

Temas relacionados