+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Encontrada una embarazada degollada en su vivienda de Xátiva

El marido, que no está detenido, fue quien dio el aviso al llegar del trabajo. Agentes de la policía local hallaron desnudo el cuerpo de la mujer, de 30 años

 

Policías, ayer, ante la vivienda de la víctima. - EFE / NATXO FRANCÉS

NACHO HERRERO
12/06/2019

La Policía Nacional investiga la aparición, durante la tarde de ayer, del cadáver degollado y desnudo de una mujer embarazada, localizada en su mismo domicilio en la localidad valenciana de Xàtiva, sin que por el momento se descarte ninguna hipótesis en la investigación del aparente crimen.

Roger Cerdà, alcalde en funciones de la localidad, dio por hecho que se trata de un asesinato. «Consternado por el asesinato de nuestra vecina Isabel Elena Raducanu. Acabo de decretar una jornada de duelo y una concentración», apuntó el dirigente socialista, que calificó el hecho de «execrable crimen».

La mujer, de nacionalidad rumana, estaba embarazada de unas 24 semanas y tenía unos 30 años. Ha sido su pareja, un ciudadano español, el que ha dado la alerta a la policía local de la capital de la comarca de La Costera.

Al parecer, él fue quien pasados unos minutos de las cuatro de la tarde halló el cuerpo al entrar a su casa tras finalizar su jornada laboral. El piso en el que ambos vivían se encuentra en la calle Francisco Gozálvez, en la zona más céntrica de la localidad, a pocos metros del Ayuntamiento de Xàtiva y del Gran Teatro, lo que ha permitido que los agentes acudieran rápidamente.

Cuando los efectivos de polícia y del SAMU se desplazaron ante el aviso del hombre, ya no pudieron hacer nada por salvar su vida y dieron parte a la Policía Nacional, que ha quedado encargada de la investigación. El marido no ha sido detenido al no haber indicios aparentes de que haya podido participar de alguna manera en la muerte.

Agentes de la Brigada Científica estuvieron toda la tarde de ayer en el interior de la vivienda en la que fue hallado el cuerpo tratando de encontrar pistas que puedan aclarar las circunstancias de la muerte, si se trata de un crimen y su posible responsable.

Al parecer, los servicios sociales de la localidad no tenían constancia de ningún tipo de situación anómala referente a la mujer, tampoco en la Policía ni en los juzgados.

En principio, y dada la falta de indicios, las autoridades no han querido incluir a Isabel Elena en la dramática lista de mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas desde el 2003 y que el lunes llegó a las mil tras confirmarse un nuevo crimen por violencia de género en la localidad valenciana de Alboraia.