+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

resurrección de un formato

GIF, el nuevo idioma juvenil

Teclados virtuales y aplicaciones de fotos han extendido su uso y han hecho más fácil crearlos. Las imágenes animadas pasan a formar parte de la conversación en redes sociales y WhatsApp

 

Burlón 8 El bebé danzarín busca quitar trascendencia. -

Tómatelo con calma 8 Imágenes del videoclip de ‘Despacito’ suelen usarse para reclamar tranquilidad ante prisas o situaciones estresantes. -

CARMEN JANÉ
25/01/2018

Si tiene más de 45 años, el GIF (siglas de Graphic Interface Format), las imágenes animadas más o menos elaboradas que pueblan internet, probablemente le va a parecer una solemne chorrada. Si es más joven, es muy raro que no haya enviado alguno. Las imágenes animadas se presentan como una nueva forma de comunicación que busca ampliar la efectividad del emoji o emoticono, esos símbolos que han invadido los mensajes de texto hasta el punto de que uno de ellos fue considerado palabra del año en el 2015.

El GIF como formato apareció ya en las primeras webs de los 80 (este 2017 se ha celebrado oficialmente el 30 aniversario), pero en el último año ha tenido una resurrección espectacular gracias a los móviles, que han impulsado formas de comunicación más inmediata y ágil.

Facebook hasta el 2014 ni consideraba aceptarlos y ahora lo permite hasta en comentarios y anuncios. WhatsApp añadió un buscador a su teclado hace un año, mucho después de que corriera el que probablemente ha sido uno de los GIF más extendidos en España: el famoso negro del WhatsApp, una imagen creada desde una app externa que provocó que el programa de mensajería pasara a controlarlas. Al final tuvieron que aceptar el formato.

Pero la guinda la puso Apple este otoño cuando permitió crear imágenes animadas en bucle desde su programa de fotos. Hasta Instagram, que suele ser la última en adoptar cosas, está ensayando un buscador de GIF para incorporarlo a las Stories. Esto cuando la última tendencia son los formatos en 3D y la realidad aumentada.

CUALQUIER IMAGEN VALE /Gente aplaudiendo, sorpresas, la cara que se cae sobre el pastel, expresiones chispeantes… Cualquier imagen vale siempre que cumpla una función: expresar. Esta es la clave de su éxito, coinciden todos los expertos consultados. Pero a diferencia del emoji, que es un código que amplía lo que se quiere decir, en el GIF se busca ser original y aportar siempre temas nuevos, sobre todo con imágenes de la cultura popular, desde personajes conocidos a actores, cantantes, películas o memes.

«El éxito del GIF se debe a su capacidad para expresar comunicaciones no verbales y no textuales. Forma parte del fenómeno de la tercera oralidad, es decir, de cómo se escribe hablando, rompiendo las reglas tradicionales de puntuación y acentos. Se busca una velocidad y una inmediatez más próximas a la conversación oral que daría el teléfono», resume Giovanna di Rosario, profesora de semiótica en la Universitat de Barcelona y el Politécnico de Milán.

Silvia Sivera, profesora de publicidad y directora del máster de Social Media de la UOC, habla del resurgir del GIF como de «uno de esos revivals que se dan a veces en comunicación» y considera que ha triunfado porque «es un formato mínimo, que ocupa muy poco, sencillo, rápido y efectivo», pero a la vez aporta más contenido que un emoji. «Puedes elegir el que quieras y tienen un punto humorístico y de ironía que permite opinar desdramatizando. No eres tú el que lo hace, sino el personaje del GIF».

Además, se ha convertido en una herramienta para la protesta en el activismo ‘on line’. Internet está lleno de páginas que explican cómo usarlos adecuadamente para impulsar cambios sociales con mensajes sencillos, datos y claro componente audiovisual. Así se han usado en campañas como las del #BlackLivesMatters, #MeToo o a favor y en contra de la independencia catalana.

Pero ni las piezas de autor ni las activistas son las más compartidas en los móviles y en internet, donde se prefiere recurrir a personajes de la cultura popular para lanzar mensajes llenos de humor en los que acaban participando figuras como Rajoy, Obama o los minions.

Las productoras han entrado en el juego y han convertido sus contenidos en pequeños anuncios que la gente comparte. Solo HBO, la productora de Juego de tronos, tiene más de 7.000 GIF en Giphy, uno de los principales repositorios.

DESDE GATITOS HASTA ARTE / Además de llenar las webs de gatitos y actitudes compulsivas, también se hace arte. El GIF Art tiene a artistas tan ilustres como Bill Domonkos, conocido porque ha animado obras clásicas como La muerte de Ofelia, del prerrafaelita John Everett, o Raphaelle Martin, que ha dado movimiento a cuadros de Magritte, o también Joe Maccarone, Carl Burton y Rebecca Mock.

También se organizan proyectos culturales, como el Gift it Up, festival para popularizar el patrimonio de imágenes más desconocido (manuscritos, fotos antiguas...) o la web Art.gif, que reúne las mejores producciones de artistas.