+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

otro descubrimiento sin precedentesESTUDIO PUBLICADO EN ‘NATURE’

Hallada la clave de la longevidad en ratones

 

18/10/2019

El nacimiento de los primeros ratones con telómeros (extremo de los cromosomas encargados de proteger la información genética contenida en el ADN) mucho más largos de lo normal en su especie demuestra que es posible alargar la vida sin necesidad de modificaciones genéticas adicionales. Un nuevo estudio, liderado por un equipo del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) y publicado en la revista Nature, demuestra que los animales con esta característica viven de media un 13% más, con mejor salud, sin cáncer ni obesidad. «Un logro sin precedentes», según los expertos.

Los investigadores argumentan que se trata del primer trabajo que demuestra una relación clara entre el tamaño de los telómeros, el metabolismo y, por lo tanto, la longevidad. En este caso, el logro ha sido posible gracias a la obtención y el cultivo de células madre embrionarias de ratón. Estas células pluripotentes, que pueden dar lugar a un organismo entero, fueron mantenidas durante más tiempo en una placa de cultivo in vitro. Se trata de un proceso que no implica ninguna manipulación genética ni de ningún otro tipo que, a su vez, ha demostrado ser suficiente para alargar los telómeros por encima de la longitud normal de la especie. Posteriormente, estas células fueron utilizadas para generar embriones en los que el 100% de las células son descendientes de células con telómeros hiperlargos que, a su vez, han dado lugar a ratones más longevos y con mejor salud.

Estudios anteriores habían demostrado que la alteración genética de los telómeros daba lugar a una mayor longevidad. Este estudio, por primera vez, demuestra que es posible sin alteraciones genéticas adicionales.

«Estos ratones tienen menos cáncer y son más longevos», argumentan los investigadores de este nuevo trabajo. «Un hecho importante es que son más delgados de lo normal porque acumulan menos grasa. También muestran un menor envejecimiento metabólico, con niveles más bajos de colesterol y LDL (grasa mala), y una mejor tolerancia a la insulina y la glucosa. El daño en su ADN a medida que envejecen es menor y tienen una mejor función de sus mitocondrias, otro de los talones de Aquiles del envejecimiento», añaden los expertos.

En conclusión, «estos resultados sin precedentes demuestran que los telómeros más largos de lo normal en una especie dada no son perniciosos, sino más bien lo contrario: tienen efectos beneficiosos, como una mayor longevidad, retraso en la edad metabólica y menos cáncer», añaden los científicos del estudio. H.

Apúntate a nuestra Newsletter

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España