+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL PASADO VERANO

Investigan una supuesta violación a un menor discapacitado en Málaga

El suceso salió a la luz debido a una pelea escolar entre víctima y agresores. El chico recibió incluso amenazas de muerte para que no dijera nada a nadie

 

La puerta de entrada de la Fiscalía de Menores de Málaga. - EFE

JULIA CAMACHO epextremadura@elperiodico.com SEVILLA
13/02/2018

La Fiscalía de Málaga investiga una supuesta agresión sexual cometida sobre un menor de 14 años, con una discapacidad intelectual del 41%, por parte de dos hermanos de 11 y 15 años con los que comparte centro escolar. La supuesta agresión se habría cometido el pasado verano, pero los agresores habían amenazado al menor, incluso de muerte para que no contara nada. Así, el hecho salió a la luz hasta una pelea escolar el pasado mes de octubre. La defensa de la víctima, que se encuentra bajo tratamiento psicológico y no contó nada «por miedo y vergüenza», ya ha pedido la expulsión y el cambio de centro de los menores agresores.

Según explicó el abogado de la víctima, el pasado mes de octubre se produjo un enfrentamiento en el recreo del instituto donde estudia la víctima.

El director llamó a los dos alumnos a su despacho para esclarecer los motivos de la discusión, y allí la víctima relató la agresión sexual cometida por su compañero y el hermano de éste, de 11 años, en las instalaciones de una piscina pública abandonada. El supuesto agresor no negó los hechos, pero culpó de los mismos a una cuarta persona, amiga de la víctima. Sin embargo, este chico contó que había visto al supuesto agresor y a su hermano llevarse por la fuerza a su amigo a un cuartillo, donde le obligaron a realizar ciertas prácticas sexuales.

Este testigo, que narra incluso una violación al menor discapacitado que la víctima aún no ha reconocido, presenció los hechos escondido detrás de una puerta, pero en un momento dado la puerta se movió y los agresores se dieron cuenta de que estaban siendo observados, por lo que cesaron la agresión y salieron en pos del testigo, a quien identificaron y siguieron hasta su casa. Desde entonces, los supuestos agresores también le han amenazado e intimidado para que no contara nada de lo sucedido, según ha confirmado incluso su propia madre y adelantó Diario SUR.

El centro educativo activó de inmediato el protocolo de abusos sexuales, dado que víctima y agresor llevaban desde el inicio de curso compartiendo al menos dos clases. Desde la Consejería de Educación explican que se tomaron medidas para evitar el contacto entre víctima y agresor, aunque el abogado del menor discapacitado pide la expulsión del centro y el traslado de éste último, a fin de que la víctima pueda continuar en su entorno.

Tras conocer lo ocurrido, la madre de la víctima presentó una denuncia en comisaría y ahora se ha personado en las diligencias judiciales. El Juzgado de Menores 1 de Málaga ha abierto diligencias de reforma contra el supuesto autor de la agresión sexual, que llegó a asegurar que la agresión se produjo en verano de 2016, cuando contaba con 13 años y por tanto sin responsabilidad penal. Por su parte, contra el menor de 11 años, al ser inimputable, se ha iniciado un expediente de rehabilitación.