+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

rapto en rentería

Liberado en Tarragona un hombre que iba a ser ejecutado en Francia

La víctima ya fue secuestrada en el 2012 por la misma organización. Los secuestradores exigieron a la familia 500.000 euros por su vida

 

Un momento de la operación policial. - GUARDIA CIVIL

REDACCIÓN
18/01/2018

Un vecino de Rentería (Guipúzcoa) fue liberado en Tarragona tras haber sido secuestrado el pasado 9 de diciembre al salir de su domicilio e introducido a golpes y a punta de pistola en un vehículo, poniendo rumbo a Alicante. Los secuestradores exigieron a un hermano de la víctima, residente en Málaga, el pago de 500.000 euros como condición para no acabar con su vida. La operación culminó días después en una gasolinera de L’Arboç, donde se liberó al rehén. Se da la circunstancia de que en el 2012 el hombre fue secuestrado por la misma organización criminal.

El secuestro en Rentería se produjo en el barrio de Beraun hacia las ocho de la tarde. Al cabo de unas horas, en la madrugada del día siguiente, un hermano de la víctima acudió a la comisaría de la Ertzaintza para presentar denuncia. El denunciante declaró que los secuestradores habían contactado por teléfono con un segundo hermano, residente en Málaga, exigiendo para su liberación un rescate de medio millón de euros bajo amenaza de muerte. La Ertzaintza sospechó que los secuestradores habían salido del País Vasco, lo comunicaron a la Guardia Civil y establecieron un equipo conjunto de investigación que logró ubicar a víctima y secuestradores en la ciudad de Alicante. Durante el cautiverio, la organización criminal mantuvo numerosos contactos telefónicos con el hermano de la víctima para establecer las condiciones de la liberación. Sin embargo, debido al fracaso de las negociaciones entre los secuestradores y el hermano extorsionado, los criminales decidieron huir a Francia con el propósito de acabar con la vida de la víctima.

Los captores viajaban en dos turismos con matrícula francesa, uno utilizado como lanzadera para detectar e informar de una eventual presencia policial y otro en el que viajaba custodiada la persona secuestrada. Los agentes liberaron al rehén y detuvieron a dos de los secuestradores la tarde del 11 de diciembre en una estación de servicio de Arboç (Tarragona). El vehículo lanzadera fue interceptado una hora después a tres kilómetros de la frontera francoespañola de La Junquera (Gerona), gracias a la coordinación entre los dos cuerpos policiales y sus dos ocupantes fueron arrestados. La víctima, que fue trasladada al centro de salud más próximo, presentaba evidentes lesiones producidas por los golpes recibidos en el momento de su secuestro, y se encontraba aturdida.

Los detenidos, con edades comprendidas entre los 27 y 40 años de edad, fueron puestos a disposición de los Juzgados de Guardia de los lugares en los que se produjeron las detenciones, decretándose el ingreso en prisión de todos ellos. Como resultado de esta investigación, se detuvo el pasado 15 de enero en Alicante a la persona que escondió en su vivienda a la víctima y sus cuatro secuestradores, mientras estos intentaban extorsionar a su familia. Este quinto detenido es un varón de 47 años de edad y la autoridad judicial ordenó su ingreso en prisión.

La víctima ya fue secuestrada por la misma organización criminal en el mes de febrero del año 2012 en Renteria y, al igual que ahora, también reclamó a su familia una fuerte suma de dinero. En aquella operación también intervino la Ertzaintza en colaboración con la Gendarmeria francesa. La Ertzaintza también intervino en el caso, que se resolvió cuatro días después con la liberación del rehén en Toulouse gracias a la colaboración con la Gendarmería francesa, que detuvo a tres implicados, dos de los cuales figuran entre los cuatro detenidos el pasado diciembre.