+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Historia sorprendente

Un milagro de la naturaleza: Vivió saludablemente 99 años con los órganos invertidos

El caso de una mujer de Oregon, EEUU, se ha convertido en el mayor enigma médico ya que luego de su muerte descubrieron que padecía una malformación genética increíble

 

Rose Marie Bentley, la mujer que vivió con los órganos invertidos y nunca lo supo. - EL PERIÓDICO

EL PERIÓDICO
11/04/2019

Rose Marie Bentley nació en 1918 en Waldport, una pequeña ciudad en la costa de Oregon, en los EEUU. Fue la hija menor entre cuatro hermanos y su profesión fue ser peluquera durante gran parte de su vida, además de que también sirvió como voluntaria en la Segunda Guerra Mundial para uno de los cuerpos de ayuda de las enfermeras.

Tuvo una vida normal, formó una familia, tuvo cinco hijos y finalmente Rose Marie Bentley murió a los 99 años de causas naturales. Pero su historia cambió después de muerta cuando en el laboratorio de disección de la Universidad de Salud y Ciencia de Oregon, los médicos descubrieron un hecho increíble.

Esta mujer padeció de situs inversus, una extraña malformación genética que provoca que la mayoría de los órganos vitales se inviertan, casi como un espejo dentro del cuerpo. Esta condición ocurre en solo 1 de cada 22.000 bebés y se asocia invariablemente con una cardiopatía congénita grave, pero debido a los defectos cardíacos, solo entre el 5% y el 13% viven más allá de los 5 años. Y hasta antes de este caso, solo había registros de un niño que vivió hasta los 13 años de edad y de un adulto de 73 años, pero Rose Marie Bentley vivió 99 años totalmente sana.

UN CASO SORPRENDENTE

Según Cameron Walker, profesor de la clase de Fundamentos de Anatomía Clínica en la Universidad de Salud y Ciencia de Oregon, las probabilidades de encontrar a otra persona como ella pueden ser tan remotas como una de cada 50 millones, por lo que aseguró: No creo que ninguno de nosotros lo olvide, honestamente.

Así, esta mujer tenía una anatomía inusual que ni su familia ni ella sabían de esta afección y según narra Walker, el enigma comenzó cuando se dieron cuenta en la plancha de disección que a su corazón le faltaba una vena grande que normalmente está en el lado derecho pero en este caso, la vena de Bentley estaba a la izquierda.

Pero estas sorpresas continuaron en todos sus órganos vitales. Muchas venas que drenan el hígado y otras partes de la cavidad torácica faltaban o brotaban de un lugar inusual, dijo el profesor, además de que su pulmón derecho tenía solo dos lóbulos, en lugar de los tres estándar, mientras que la aurícula derecha de su corazón tenía el doble de tamaño normal.

Y los asombros médicos confirmaron la extraña anatomía de la mujer. En lugar de tener un estómago a la izquierda, lo que es normal, su estómago estaba a la derecha, dijo Walker. Su hígado, que normalmente ocurre predominantemente a la derecha, estaba predominantemente a la izquierda. Su bazo estaba en el lado derecho en lugar de a la izquierda. Y luego el resto de su tracto digestivo, el colon ascendente, también estaba invertido.

UNA MUJER EXTRAORDINARIA

De esta manera, los investigadores de la Universidad de Oregon, concluyeron que "Bentley podría haber sido la persona de más edad conocida con la afección", ya que "solo una persona entre 50 millones que nacen con la afección específica de Bentley vive lo suficiente como para convertirse en adulto".

Pero además ella lo hizo hasta los 99 años, de forma saludable y sin ninguna enfermedad crónica, aparte de la artritis que padecía. Eso, junto con todas sus otras anormalidades anatómicas extremadamente raras, es lo que hace a Bentley una en 50 millones, sentenció Walker.

Apúntate a nuestra Newsletter

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España