+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Las mujeres exigen que se vete a los maltratadores ver a sus hijos

La medida figura en el pacto de Estado pero no se está aplicando

 

REDACCIÓN
04/01/2018

Asociaciones de mujeres instaron ayer a suspender la custodia y el régimen de visitas a los padres que hayan sido condenados por violencia machista, una medida «prioritaria» que «los jueces no están aplicando».

Así lo expresaron distintas organizaciones de mujeres en la semana en la que un hombre, sobre el que pesa una condena por maltrato a su exmujer, ha sido detenido por secuestrar a sus dos hijos menores en Granada durante una visita legal. El propio Instituto Andaluz de la Mujer pidió que se desarrolle el pacto de Estado contra la violencia de género suscrito en el 2017 para evitar la desprotección de los niños.

«Existe la posibilidad de suspender el régimen de visitas cuando hay violencia de género, pero en la práctica no se está aplicando», señaló la abogada de Women’s Link Elena Laporta, que añadió que son los jueces quienes en cada caso concreto determinan este tipo de medidas.

Para la presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas, Yolanda Besteiro, la protección de los menores «es una de las grandes lagunas» y «cuesta mucho trabajo cambiar las mentalidades de aquellos que tienen que aplicar la ley». «Todavía piensan que un maltratador no tiene por qué ser un mal padre, por tanto no limitan el régimen de visitas, la concesión de custodias, la patria potestad, etcétera», lamentó.

Si bien el pacto de Estado contra la violencia de género prevé medidas relativas a la suspensión de custodia y del régimen de visitas a los maltratadores, las expertas avisan de que aún son necesarios cambios legislativos para que estas medidas tengan un carácter «inmediato y obligatorio».

«No sabemos cómo se va a hacer», matizó Besteiro, quien propuso una privación de las custodias e incluso la prohibición del régimen de visitas, no solo cuando exista una condena, sino también como medida cautelar. Besteiro reclamó, además, que se permita a los menores que reciban tratamiento psicológico sin necesidad del consentimiento paterno y pidió una mayor formación en violencia machista para todos los actores implicados en estos procedimientos judiciales.