+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ESTUDIO

Nueve de cada 10 profesores vive situaciones de violencia en su colegio

El 75% de los docentes cree que tiene muy poca o ninguna autoridad en las aulas

 

Alumnos de primaria durante una prueba externa de evaluación. - ALBERT BERTRAN

EL PERIÓDICO
12/01/2018

Nueve de cada 10 profesores convive con situaciones de violencia en su centro escolar, como peleas, vejaciones o vandalismo, y el 75% de los docentes cree que tiene muy poca o ninguna autoridad en las aulas.

Son datos de un estudio presentado este viernes por el sindicato CSIF, el más representativo en las administraciones públicas, con 2.000 cuestionarios distribuidos a profesores en todas las comunidades autónomas.

Los docentes describen amenazas por parte del alumnado y las familias, falta de respeto y reconocimiento de la autoridad docente, violencia psicológica y situaciones de indefensión.

Según ha explicado el presidente del sector educativo del sindicato, Mario Gutiérrez, más de la cuarta parte de los profesores considera que la vida en las aulas no es agradable y que la disciplina es insuficiente.

De hecho, tres de cada cuatro docentes siente que tiene muy poca ninguna autoridad.

Peleas, insultos y vejaciones
Las situaciones de violencia más habituales que describen son peleas, insultos y vejaciones entre compañeros, vandalismo y destrozo de material escolar, violencia psicológica, episodios y conflictos con un componente racista y enfrentamientos a través de redes sociales, como Whatsapp.

Para abordar estas situaciones, el sindicato ha presentado el servicio CSIF Ayuda Profes, un gabinete psicológico especializado en asesorar, prevenir y tratar este tipo de situaciones.

   
1 Comentario
01

Por Lohengrin 19:19 - 12.01.2018

Este asunto, como el similar de los médicos, hay que afrontarlo con mucho interés, tomando las medidas que sean necesarias para evitar estas situaciones. Profesores y médicos pagados mezquinamente, no pueden soportar además el peligro que supone ejercer su función. Hay que dotarlos de la autoridad suficiente para que alumnos y pacientes se lo piensen bien antes de agredir de cualquier forma a profesores o sanitarios. No puede haber impunidad. Expertos habrá que sepan como resolver el problema, digo yo.....