+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

SALUD Y BIENESTAR

Rinitis, un molesto problema nasal

Es sin duda una cuestión nasal que padecemos con cierta frecuencia y es más frecuente en niños y adolescentes. Hay quienes pueden tener la nariz crónicamente congestionada pero no están afectados de rinitis.

 

Rinitis, un molesto problema nasal -

Doctor Víctor Vidal
13/07/2020

La rinitis es la inflamación e hinchazón de la membrana mucosa de la nariz; se caracteriza por secreción nasal y congestión, y suele aparecer a causa de un resfriado común o de una alergia estacional.
• Los resfriados y las alergias son las causas de rinitis más frecuentes.
• Los síntomas de la rinitis incluyen secreción nasal, estornudos y nariz tapada.
• Por lo general, el diagnóstico se basa en los síntomas.
• Las diversas formas de rinitis se tratan de varias maneras, como por ejemplo con antibióticos, antihistamínicos, cirugía, inyecciones de desensibilización (a veces denominadas inyecciones contra la alergia) y evitando agentes irritantes.

La rinitis se clasifica como alérgica o no alérgica. La causa de la rinitis no alérgica suele ser una infección viral, aunque también la pueden provocar los agentes irritantes. La nariz es el segmento de las vías respiratorias altas que se infecta con mayor frecuencia.

La rinitis puede ser aguda (de corta duración) o crónica (de larga duración). Es frecuente que la rinitis aguda sea consecuencia de infecciones víricas, pero puede producirse también por alergias, bacterias u otras causas. La rinitis crónica suele ocurrir junto con la sinusitis crónica (rinosinusitis crónica).

PRINCIPALES TIPOS

1-. RINITIS ATRÓFICA. Causada por la reducción de los cornetes inferiores, provocando una inflamación en la mucosa debido al paso del aire, ya que los cornetes inferiores sirven para humedecer, filtrar y sentir el paso del aire por la nariz.

2-RINITIS CRÓNICA. Se manifiesta con síntomas durante todo el año, variando en intensidad, la cual se presenta como una reacción a los estímulos que se encuentran en el medio ambiente.
3-RINITIS AGUDA. Coloquialmente catarro nasal, resfriado nasal o romadizo, la que dura menos de seis meses.

4-RINITIS ALÉRGICA. Es la más frecuente, es estacional o intermitente y se presenta en periodos bien definidos del año, generalmente relacionados con la presencia de polen en el aire.
También llamada fiebre del heno, causa signos y síntomas parecidos al resfríado, como secreción nasal, picazón en los ojos, congestión, estornudos y presión en los senos nasales. No obstante, a diferencia de un resfriado, la fiebre del heno no se produce por un virus, se produce por una respuesta alérgica a los alérgenos en interiores o al aire libre, como el polen, los ácaros del polvo o pequeñas manchas de piel y saliva que arrojan los gatos, perros y otros animales con pelo o plumas (caspa de mascotas).

LA RINITIS NO ALÉRGICA implica estornudos crónicos o una nariz congestionada y que gotea sin causa aparente. Los síntomas de la rinitis no alérgica son similares a los de la rinitis alérgica (fiebre del heno), pero sin los signos habituales de una reacción alérgica.

La rinitis no alérgica puede afectar a niños y adultos, aunque es más frecuente a partir de los 20 años. Los desencadenantes de los síntomas de la rinitis no alérgica varían y pueden incluir ciertos olores o irritantes en el aire, cambios en el clima, algunos medicamentos, ciertos alimentos y enfermedades crónicas.

El diagnóstico de rinitis no alérgica se realiza después de descartar una causa alérgica. Esto puede requerir análisis de sangre o de alergias en la piel.

Generalmente, la rinitis no alérgica no causa picazón en la nariz, los ojos o la garganta

SUS CAUSAS
Se desconoce la causa específica de la rinitis no alérgica.Los expertos sí saben que se presenta cuando los vasos sanguíneos en la nariz se expanden y llenan el tejido nasal de sangre y líquido. Hay varias causas posibles, entre ellas, la hipersensibilidad de las terminaciones nerviosas en la nariz, similar a la forma en que reaccionan los pulmones en el asma.

Independientemente del desencadenante, el resultado es el mismo: membranas nasales inflamadas, congestión o exceso de mucosidad. Hay muchas cosas que se sabe que desencadenan la rinitis no alérgica: algunas producen síntomas de corta duración, mientras que otras causan problemas crónicos.

Los desencadenantes de la rinitis no alérgica incluyen:
• Irritantes ambientales u ocupacionales. El polvo, el esmog, el tabaquismo pasivo o los olores fuertes, como perfumes, pueden desencadenar la rinitis no alérgica. Los vapores de productos químicos, como aquellos a los que puedes exponerte en algunos trabajos, también pueden provocarla.
• Cambios climáticos. Los cambios de temperatura o humedad pueden hacer que las membranas dentro de la nariz se inflamen y causen goteo o congestión nasal.
• Infecciones. Una causa frecuente de la rinitis no alérgica es una infección viral, como un resfriado o la gripe, por ejemplo.
• Alimentos y bebidas. La rinitis no alérgica puede ocurrir cuando comes, especialmente cuando comes comidas picantes o calientes. El consumo de bebidas alcohólicas también puede causar que las membranas dentro de la nariz se hinchen ypuede producir congestión nasal.
• Ciertos medicamentos. Algunos medicamentos pueden causar rinitis no alérgica. Estos incluyen aspirina, ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros) y medicamentos para la presión arterial alta (hipertensión), como los betabloqueantes.

En algunas personas, la rinitis no alérgica también puede estar desencadenada por sedantes, antidepresivos, anticonceptivos orales o medicamentos usados para el tratamiento de la disfunción eréctil. El uso excesivo de aerosoles nasales descongestivos puede causar un tipo de rinitis no alérgica llamada rinitis medicamentosa.

• Cambios hormonales. Los cambios hormonales debido al embarazo, la menstruación, el uso de anticonceptivos orales u otras afecciones hormonales, como el hipotiroidismo, pueden causar rinitis no alérgica.

• Dormir boca arriba, apnea del sueño y reflujo ácido. Acostarte boca arriba por la noche mientras duermes puede causar rinitis no alérgica, al igual que la apnea obstructiva del sueño o el reflujo ácido. 

Apúntate a nuestra Newsletter

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España