+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

anuncio realizado en el consejo interterritorial de salud

Sanidad suministrará un sensor a diabéticos para evitar pinchazos

Carcedo estudia si prohibir fumar en los coches y financiar los fármacos antitabaco. También se acordó el plan de emergencia de abastecimiento de los medicamentos

 

Una mujer y su hija diabética, con un sensor que mide los niveles de glucosa, el pasado noviembre. - ROBERT RAMOS

PATRICIA MARTÍN epextremadura@elperiodico.com MADRID
09/05/2019

El Consejo Interterritorial de Salud aprobó ayer el pago por parte de la sanidad pública de los sistemas de motorización de glucosa tipo flash, que se adhieren a la piel y evitan que los diabéticos tengan que pincharse para conocer su glucemia, a todos los pacientes con diabetes tipo 1, es decir, aquellos enfermos cuyo páncreas no produce insulina.

El pasado septiembre ya se acordó financiar el dispositivo para los menores de 18 años, así como para el grupo de pacientes adultos que requieren una terapia intensiva de insulina (con múltiples dosis diarias o bomba de insulina) y realizar al menos seis punciones al día. Se trata de enfermos con discapacidad visual, pacientes con hipoglucemias de repetición y embarazadas. A partir de ahora y antes del 31 de diciembre del 2020, se pagará y administrará el sensor al resto de los pacientes que lo necesiten.

MÁS DE 60.000 BENEFICIARIOS / Sanidad calcula que la medida beneficiará a 53.723 adultos, que se suman a los 13.250 menores que ya cuentan con el innovador dispositivo, que reduce hasta en un 55% los episodios de hipoglucemia grave.

Asimismo, el Consejo Interterritorial aprobó el Plan de garantías de abastecimiento de medicamentos, que contempla una «revisión de la política sancionadora» con el fin de imponer multas a las farmacéuticas que sean consideradas culpables de la escasez de algún producto. En los últimos meses se ha detectado la falta de casi 400 fármacos, si bien la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, insistió ayer en lanzar un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía puesto que «no existe ninguna enfermedad sin tratamiento».

Por otro lado, aunque no fue uno de los temas tratados en la reunión con los consejeros autonómicos, la ministra reconoció que el Gobierno está estudiando, entre otras «muchas medidas», la prohibición de fumar en los coches, después de que se haya filtrado un documento de trabajo con las comunidades en el que se analiza también la posibilidad de financiar los tratamientos contra el tabaco, cuyo consumo, pese a la ley antihumo, sigue siendo elevado. El 24,4% de la población fuma. Aun así, Carcedo pidió «calma» y recordó que las medidas se están consensuando también con la Unión Europea.

El punto más polémico de la reunión fue el reparto de centros que proporcionarán las innovadoras terapias CAR-T contra algunos tipos de cáncer.

Cataluña tendrá cinco hospitales donde se ofrecerá este tipo de revolucionaria inmunoterapia a pacientes con leucemia o linfoma, mientras que otras autonomías no tendrán ninguno. Por ello, autonomías como Madrid, Castilla y León y Navarra mostraron su disconformidad, mientras que los consejeros del PP criticaron a Carcedo por convocar una reunión del Consejo Interterritorial mientras el Ejecutivo está en funciones y con una campaña electoral a las puertas.

En el caso de Extremadura, el consejero del ramo, José María Vergeles, dejó claro dos cosas: la seguridad de los pacientes y que éstos puedan acceder «en una situación de equidad» a las terapias Car-T. «Hay que aplaudir la seguridad con la que hemos acreditado los centros y exigir, al mismo tiempo, que esto se revise en un plazo máximo de seis meses para que veamos si el acceso está siendo igualitario por parte de los pacientes, independientemente de la comunidad en la que vivan», reiteró.

Apúntate a nuestra Newsletter

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España