+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL OBJETIVO: REPETIR EL ÉXITO DEL 2018

Sobran los motivos

Por segunda vez en la historia de España, todas las mujeres están convocadas hoy a una huelga de 24 horas para protestar por el machismo y la sociedad patriarcal

 

Sobran los motivos -

Aspecto de una de las manifestaciones celebradas el 8-M del 2018. - FERRÁN NADEU

OLGA PERERA

MADRID
08/03/2019

8 de marzo de 2019. ¿Otra vez huelga? Sí. Hoy las mujeres no trabajan. Ni en casa ni fuera de casa. Tampoco cuidan a los hijos. Ni a los abuelos. Ni compran. Ni estudian. ¿Por qué? Porque hay mil motivos para la lucha. ¿Hasta cuándo? Hasta que el feminismo sea una realidad y se haya liquidado al machismo. Para despistados y despistadas, la RAE define el feminismo como «la igualdad de derechos entre hombres y mujeres» mientras que el machismo es «la prevalencia del varón».

La bicicletada feminista de Teruel. El carnaval feminista de Madrid. El coro feminista de Huesca. El mercadillo feminista de Alicante. El vermut feminista de Logroño. Los delantales feministas de Mérida… No hay ciudad en España –ni pueblo ni barrio– que no haya calentado motores esta semana de cara al 8 de marzo, día de la Mujer. Tras la agitación previa ha llegado el momento clave.

Figuras en clave feminista en la exposición del Ninot de la Fallas de Valencia.

Por segunda vez en la historia de España, todas las mujeres están convocadas a una huelga de 24 horas. Algunos sindicatos, como CGT y CNT, apoyan el paro total. Sin embargo, las centrales mayoritarias (CCOO y UGT) respaldan el paro de dos horas. La huelga, en todo caso, no es solo laboral sino también estudiantil, de consumo y de cuidados. Y estará seguida por manifestaciones en todas las ciudades.

En 2017, el movimiento feminista de España se sumó a la reivindicación de sus compañeras de Polonia y Argentina y animó a realizar un paro de media hora. La gran acogida de la iniciativa hizo pensar en una huelga de 24 horas. Lo que nunca imaginaron es que el 8 de marzo de 2018 se convertiría en un día histórico. Seis millones de personas secundaron el paro. Los colectivos feministas de medio mundo llamaron a sus colegas de España para preguntar cómo lo habían conseguido

APOYO DE LOS HOMBRES / La Comisión 8 de marzo, asociación independiente que organiza los actos del día de la Mujer desde 1977, prefiere ser cauta. No se atreven a pronosticar un éxito como el de 2018. Pero intuyen que sí, que las mujeres se acogerán al derecho constitucional de todo trabajador: la huelga.

Bajo la premisa de que «si paramos nosotras se para el mundo», la huelga es feminista y a ella están convocadas todas las mujeres. El papel de los hombres es el de apoyar. «Son nuestros aliados y nos respaldarán para que sea posible que nosotras paremos, ya sea, por ejemplo, cuidando de los hijos ese día o preparándonos bocadillos para comer», explica Sara Jiménez, vocera de la Comisión 8 de marzo. De hecho, harán falta muchos bocadillos. El consumo está vetado, así que las organizadoras del 8-M proponen almuerzos tipo pícnic en plazas y parques. El colofón al paro serán las manifestaciones, que inundarán todo el país.

Desde el 8-M del 2018 han pasado algunas cosas que invitan al entusiasmo. El feminismo ha entrado de lleno en la agenda mediática, política y social. La RAE ha abrazado la palabra sororidad: agrupación que se forma por la amistad y reciprocidad entre mujeres que comparten el mismo ideal y trabajan por alcanzar un mismo objetivo. Y, por ejemplo, actores como Berto Romero exigen que su compañera de reparto en la serie Mira lo qué has hecho (Movistar), Eva Ugarte, cobre exactamente lo mismo que él.

Entonces, ¿hace falta volver a salir a la calle para exigir más feminismo? Sí, hay mil motivos. «Sigue habiendo brecha salarial, nos siguen violando, nos siguen matando, sigue sin haber corresponsabilidad en los cuidados de hijos o abuelos y sigue habiendo voces que piden recortar nuestros derechos», responden en la Comisión 8 de marzo. Puede que el lenguaje inclusivo esté de moda, pero los académicos siguen considerando que un cortesano es alguien que se comporta con cortesanía y una cortesana, una prostituta elegante y distinguida. Puede que el feminismo haya entrado en la agenda política y que el actual Gobierno tenga más ministras que ministros, pero un autobús recorre España comparando la lucha de las mujeres por la igualdad con el nazismo. Puede que el permiso de paternidad esté ampliado, pero la crianza de los hijos y las hijas sigue pesando más sobre las madres. De ahí que la brecha salarial se llame, en muchos casos, maternidad.

La lucha feminista sigue porque no se acaba tan fácilmente con una sociedad patriarcal. La filósofa y política Clara Serra, actual portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid que acaba de fichar por Íñigo Errejón para Más Madrid, asegura en su libro Manual Ultravioleta (Ediciones B) que «diez mil años de cultura patriarcal no se deshacen porque España saliera de una dictadura, ni porque las sufragistas consiguieran el derecho al voto, ni porque las mujeres se incorporaran al empleo en el siglo XX. Un problema tan arraigado en lo más profundo de nuestra historia y nuestra sociedad es más resistente de lo que cada época histórica suele pensar cuando se compara con un pasado peor».

Temas relacionados
 
   
4 Comentarios
04

Por guada2015 15:55 - 08.03.2019

Igualdad si, supremacía no, porque llevamos años luchando por la igualdad,

03

Por juan,m 15:11 - 08.03.2019

El gobierno que ha traicionado a España dando los últimos coletazos comprando votos … votos feministas, votos funcionarios, votos parados 52 años, votos jubilados … Que poca vergüenza y que poco tiempo les queda a los amigos de los comunistas indepententistas etarras y golpistas. Supongo que no volverá de nueva de visita a Cuba o en este momento a Venezuela a apoyar a Maduro. Vara en mayo tendrá la recompensa merecida por el apoyo a este gobierno central que ya habrá dejado de serlo en mayo.

02

Por el tío táito 8:50 - 08.03.2019

Que esto tiene connotaciones electoralistas lo ve un bobo No obstante hay cosas que no entiendo yo, primero nos manifestamos por los derechos de la mujer y mañana nos manifestamos en contra de la contundencia de las penas para con los violadores. En fin otro viernes de decretitos con la máxima de "TURRÓN POR ARROBAS" que luego terminaremos depreciando la peseta, digo el euro

01

Por juan,m 8:24 - 08.03.2019

Si sólo fuera hoy … la cantinela los 365 días al año cansa … que bien manipulan el tema los políticos … sobre todo una parte de ellos. Deberían luchar por los derechos de la mujer en América Latina, Asia y Africa y en todos los países árabes. Creo que allí hay muchos más motivos. Pero eso no da votos. Cuanto color morado hoy uffff