+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CRISIS VOLCÁNICA EN CANARIAS

Los técnicos aseguran que las manchas verdes certifican que la erupción tiene dos focos

El fuerte olor de azufre y los peces muertos provinientes del fondo del mar confirman la actividad volcánica. Los científicos destacan que baja la tensión sísmica pero sigue la incertidumbre

 

ANTONIO MADRIDEJOS / Valverde (El Hierro. Enviado especial)
13/10/2011

Los científicos han detectado dos manchas verdes con peces muertos e intenso olor a azufre en aguas al sur del cabo de La Restinga, en el extremo meridional de la isla canaria de El Hierro, lo que supone la primera confirmación visual de que el magma que pugna por salir a la superficie ya ha ocasionado al menos dos fisuras o grietas en el lecho marino.

Según Juan Manuel Santana, director general de Emergencias del Gobierno de Canarias, la primera erupción se encontraría a unos cuatro kilómetros de la costa de La Restinga, menos de lo que se informó en días previos, mientras que la segunda habría surgido a poco más de dos. Un helicóptero que sobrevoló la zona con posterioridad, así como los vecinos y periodistas que se acercaron a la costa, hasta donde la policía les permitió, han confirmado la existencia de la mancha. La más cercana a la costa es estrecha, pero mide más de un kilómetro de largo.

La directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias, María José Blanco, y la responsable de Geofísica del citado centro, Carmen López, han informado también de que se habían recogido muestras de agua para ser analizadas, así como algunos peces muertos y restos de coral negro. Los peces que han aparecido flotando no viven en la superficie, sino en las profundidades, a más de 500 metros bajo el mar.

Lejos de considerar las manchas como algo negativo, Santana ha afirmado que el hallazgo confirma que la tensión sísmica se está apaciguando bajo el mar y no cerca de las poblaciones. "Cuanto antes pase, mejor; y cuanto más submarina sea la erupción, también", ha reiterado el director general.

De hecho, ayer descendió drásticamente la actividad sísmica, que es el principal síntoma del magma en tensión, pues solo se registraron tres terremotos con una magnitud superior a dos en la escala de Richter.La semana pasada llegaron a contarse por decenas. También se ha reducido el tremor continuo, la sismicidad de poca magnitud resultado de la circulación del magma. "De momento, sigue saliendo magma. No se ha detenido", aventura Santana sin dar más detalles.

Los cálculos topográficos sugieren que las dos fugas de lava submarina se localizan a profundidades de 700 y 500 metros, respectivamente, lejos del límite de 200 a partir del cual una erupción podría alcanzar un carácter más explosivo y emitir materiales por el aire. Más que cráteres con sus característicos conos, parece ser que lo que hay en el fondo marino es una misma estructura geológica, una especie de fractura, por la que discurre el magma hirviente. En dos puntos ha logrado salir, pero podrían ser más. López se refiere a ellos como "una única erupción con dos puntos de emisión de carácter submarino".

Las científicas aseguran que no se pueden descartar otros puntos de emisión, pero consideran que por ahora no es necesario tomar más medidas preventivas que las ya se han adoptado, especialmente la evacuación de la población de La Restinga (550 habitantes) y la prohibición en la zona de la pesca y el buceo.

Para avanzar en el estudio de la erupción, el Gobierno regional se ha puesto en contacto con el Instituto Canario de Ciencias Marinas para que envíe su buque oceanográfico. El barco, llamado Profesor Ignacio Lozano, que ayer se encontraba en Santa Cruz de Tenerife, tiene capacidad para lanzar sondas de análisis a esas profundidades.

Apúntate a nuestra Newsletter

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España