+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

"LA CRISIS HA HECHO QUE SE ATIENDA A MAS PERSONAS", SEÑALA

UGT atendió a 83 despedidas por embarazo durante el pasado año

Ahora, el proceso de reclamación se hace "muy cuesta arriba"

 

Nereo Ramírez y María José Ordóñez, ayer. - Foto:GOBEX

EFE
27/06/2013

La Oficina de Igualdad de Género en el Empleo de UGT de Extremadura, concertada y financiada por el Instituto de la Mujer de Extremadura (Imex), atendió en 2012 a 83 mujeres despedidas por embarazo y a 39 obligadas a dejar su trabajo en el periodo de lactancia, y la crisis ha hecho que se atienda a más personas.

El secretario de Igualdad y Política Social del UGT, Nereo Ramírez, explicó ayer que algunos empresarios buscan "las astucias que le da la ley" para despedir y que, luego, se inicia un proceso de reclamación que con la reforma laboral se hace "muy cuesta arriba" y en el que numerosas mujeres desisten.

Así, ha calificado estos datos como "escalofriantes" y ha subrayado que existe aún una cultura empresarial que "da pie" a esta discriminación, por lo que ha valorado el trabajo que se realiza en la Oficina de Igualdad para proporcionar a las mujeres instrumentos para defender sus derechos.

Desde que esta entidad se creó en 2008 y hasta 2012 ha registrado 3.520 consultas, de las que 2.033 han sido demandas sobre información y asesoramiento y 1.487 expedientes jurídicos, ha detallado Ramírez, quien ha resaltado el aumento de mujeres atendidas de las 17 en 2008 a las 1.528 el pasado año.

Por su parte, la directora del Imex, María José Ordóñez, ha apuntado que esta colaboración que realiza el instituto junto con UGT y también con CCOO se enmarca en el Plan de Igualdad para las Mujeres de Extremadura 2013-2016 creado por la Consejería de Salud y Política Social. Este valorado el servicio que prestan las Oficinas de Igualdad de Género y ha recordado que llegan a toda Extremadura, también a las zonas rurales, donde las mujeres tienen "más dificultades".