+
Accede a tu cuenta

no

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

el segundo montaje del certamen emeritense se pondrá en escena mañana en el teatro romano

‘Viejo amigo Cicerón’ se estrena en el festival de la mano de Mario Gas

José María Pou será el protagonista junto con los jóvenes actores Bernat Quintana y Miranda Gas. La obra pretende descubrir a Marco Tulio Cicerón en una especie de ‘flashback’ del presente al pasado

 

Presentación de la obra ‘Viejo amigo Cicerón’, ayer en Mérida. - JERO MORALES // FESTIVAL DE MÉRIDA

LYDIA SÁNCHEZ
02/07/2019

Tras el exitoso estreno que supuso la ópera Sansón y Dalila, el teatro romano aguarda expectante la inauguración del segundo montaje de la 65 edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida. Viejo amigo Cicerón será la obra encargada de mantener concurridas las gradas del monumento emeritense. Su estreno tendrá lugar mañana de la mano de su director, Mario Gas, quien ha modelado un texto inédito del dramaturgo Ernesto Caballero. En este, Gas pretende mostrar lo que puede aportar su personaje principal a la época de confusión en la que nos encontramos hoy en día. José María Pou encarnará a Marco Tulio Cicerón, un jurista y político romano, humanista y ejemplo de integridad política con el que se persigue ofrecer alguna enseñanza que poder aplicar a la actualidad, a pesar de que la muerte de este «amante y defensor de las leyes y el derecho», como así lo describe su intérprete, se produjese en el año 43 a.C.

Gas propone un viaje constante entre presente y pasado a través de los otros dos personajes de la obra representados por Miranda Gas y Bernat Quintana. La primera encarna a Tulia, la única hija que tuvo el político romano, y el segundo hace lo propio con Tirón, un esclavo que se convirtió en el fiel secretario de Cicerón. Pero estos no son los únicos papeles que ambos llevarán a cabo, ya que también interpretan a dos estudiantes actuales que investigan la figura de Cicerón, un hecho que provoca una sensación de contemporaneidad todavía más potente. Según recoge Efe, el director uruguayo afirmó ayer durante la presentación de la obra que este montaje es un juego teatral en el que el público podrá descifrar quién es realmente este «controvertido personaje» que dudaba de sus propias convicciones, «cosa rara hoy en día, cuando los que mandan están tan carentes de ideología y el compromiso y el posicionamiento se toman como algo trasnochado».

Viejo amigo Cicerón es una coproducción del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida y el Teatro Romea de Barcelona que estará en cartel hasta el próximo 7 de julio. Además, esta obra supondrá el debut en la capital extremeña de Miranda Gas, aunque no sucede lo mismo con el resto de los componentes, que ya han podido conocer el teatro romano en su faceta artística. Gas dirigió por primera vez en el festival en 1985 la obra Salomé, de Oscar Wilde, con Nuria Espert como protagonista. Bernat Quintana y Ernesto Caballero también repiten en este emblemático escenario, y José María Pou se estrenó en la capital emeritense hace ya 48 años, aunque manifestó que esta vez es la primera que se presenta a la cita con algo realmente distinto de lo que presentó en el año 1971, fecha de su debut.

Temas relacionados