+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ESTRENO

Antena 3 empieza a buscar a personas desaparecidas

  •  El primer programa de ´Sin noticias de...´ aborda hoy el caso de la médica tarraconense Gloria Sanz


  •  

    Carmen Baños, presentadora de ´Sin noticias de...´.ANTENA 3 -

    LUZ SANCHIS MADRIDLUZ SANCHIS MADRID 05/02/2003

    Sin noticias de... , el nuevo programa de Antena 3 Televisión para la noche del miércoles, recupera el patrón de Quién sabe dónde . Carmen Baños y Carlos Berbell se dedicarán a la búsqueda de personas desaparecidas a partir de llamadas de los ciudadanos. El programa también cuenta con el asesoramiento de la Policía Nacional y la Guardia Civil.

    Cada semana se abordarán siete casos que hayan sido denunciados en comisaría. Esta noche, la protagonista es Gloria Sanz, la doctora desaparecida en Tarragona. Su novio, Fernando Adalid es el principal sospechoso para la policía y ayer fue detenido en Holanda.

    Los reporteros del nuevo espacio televisivo viajarán al lugar de origen de la persona buscada para reconstruir la historia. Después, Baños entrevistará en directo a familiares. También ofrecen reportajes que muestran cómo trabaja la policía científica.

    LA INTIMIDAD DEL BUSCADO

    Sin noticias de... respetará la intimidad de los que no quieren ser encontrados por sus familiares. Eso sí, podrán entrar en antena para decir que no desean volver con su familia. Las fuerzas de seguridad comprobarán que se encuentren bien, aunque después no comuniquen su paradero. Las llamadas de los supuestos desaparecidos pasarán por filtros para verificar su autenticidad. Para ello, deberán contestar a preguntas que sólo pueda saber el interesado. Las respuestas se contrastarán con los datos de la policía, quien incluso podrá desplazar una patrulla hasta el lugar.

    Julio Sánchez, director de antena de A-3, explicó que este formato sigue vigente y que, en TV, "ocurren ideas felices cada muy poco". Los responsables del espacio lo definieron como "la apuesta de una tele privada por un servicio público".