+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

«En ‘Cicatrices’ he sacado todo lo que tenía dentro»

 

Miriam Rodríguez posa en un hotel, el pasado martes. - JORDI COTRINA

MIREYA ROCA
19/02/2019

Miriam Rodríguez Gallego (Puentedeume, La Coruña, 1996), la tercera finalista de OT 2017, no ha dejado de trabajar desde que salió de la academia. Primero lanzó el sencillo Hay algo en mí, canción promocional de la serie de Fox Vis a vis, en la que más adelante hasta realizó un cameo. Poco después presentó su segundo sencillo, ¡No!, junto a Pablo López, y en noviembre publicó Cicatrices.

–¿Por qué ese título?

–Necesitaba una palabra que englobase todo lo que significaba el disco. Las cicatrices no son necesariamente dolorosas, son marcas que te dejan huella, que te hacen recordar y no olvidar cosas que te pasan. Siempre digo que el disco ha sido una especie de autoterapia, de catarsis para sacar todo lo que tenía dentro y convertirlo en música.

–¿Con solo 22 años se pueden tener tantas cicatrices?

–Tengo marcas que me ha dejado la vida. Necesitaba hablar de ellas y la palabra me encajaba con el tipo de mensajes de mis canciones.

–¿Una excusa para sincerarse?

–Soy una persona extrovertida, pero que no exterioriza lo que le pasa. La única manera que tenía de expresarme ha sido abrirme en canal y no tener miedo. Este disco habla con valentía de muchas cosas que no me había atrevido a mostrar. Es una especie de introspección en la que he aprendido, mejorado y disfrutado, pero sobre todo me he liberado.

–El miedo es otra constante.

–Sí, es un intento de superación. Yo hablo de otro yo que no se acababa de centrar por temor a lo que dirán.

–¿Cómo fue el proceso de grabación en Los Ángeles?

–Muy especial. Necesitaba desconectar después de lo caótico que es estar en la academia, la gira, componer el disco... De repente me encontré en una ciudad en la que no me conocía nadie, en la que podía caminar por la calle tranquilamente, aunque no tenía mucho tiempo, ya que estaba todo el día metida en el estudio. Fue un momento para encontrarme conmigo misma, para desconectar y disfrutar del proceso de creación.

–¿Cómo define este trabajo?

–Son 13 baladas, así como canciones tristes con reflexiones, aunque llevan un mensaje final positivo.

–Muchas de ellas hacen referencia a su paso por la academia de ‘OT’.

–Sí, en casi todas las canciones encontramos pinceladas de lo que viví en el programa, pero en la que más hay es en Respirar, que la compuse estando dentro.

–¿Con qué profesor de ‘OT’ se siente más agradecida?

–Si tengo en cuenta este disco, sin lugar a dudas de Mamen Márquez. Me ayudó mucho a gestionar y a entender muchas cosas. Hoy sigo formándome a su lado porque es una magnífica persona y profesional.

–Itziar Castro y los Javis también han sido especiales, ¿no?

–Sí, empaticé enseguida con ellos. Me ayudaron y me comprendieron desde el principio.

–La colaboración con autores como Vega, Ximena Muñoz o Andrés Suárez, ¿qué le ha supuesto?

–Estoy eternamente agradecida, pude nutrirme de otros métodos de trabajo y explorar otros estilos.

–¿Qué tal lleva lo de ser ayudante de Pablo López en ‘La Voz’?

–Le debo mucho a Pablo por haber confiado en mí y por haber querido que yo lo acompañase en la aventura.

–¿Qué hay de cierto en los rumores sobre su romance con él?

–Siempre hay que hablar de algo. Considero que no tengo que dar ninguna explicación de mi vida privada. Paso mucho de lo que digan porque a mí lo que me interesa es que hablen de mi trabajo y de mi música. Mi vida privada me la guardo.