+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

de la televisióN a la gran pantalla

La nueva Dora

Isabela Moner protagoniza la película ‘Dora y la ciudad perdida’, que se estrena el viernes

 

Eva Longoria y Michael Peña son los padres de la intrépida exploradora. - AP / CRIS PIZZELO

Isabela Moner interpreta a una renovada y adolescente Dora. - AP / CRIS PIZZELO

DAVID VILLAFRANCA
27/08/2019

Volveremos a oír aquello de «mapa, mapa, mapa». Dora, la exploradora, la serie de televisión más querida por el público infantil, llega a la gran pantalla. La pequeña Dora se convierte ahora en una adolescente, eso sí, igual de intrépida y aventurera que en la serie. La película se estrena en el cine el próximo viernes con el rostro de la actriz Isabela Moner (Cleveland, Ohio, 10 de julio de 2001) como protagonista, una latina con bastante experiencia en Hollywood pese a su juventud y que destaca la conexión de esta producción con la comunidad hispana.

«Me gusta que Dora sea muy inteligente, que tenga facetas distintas y que se respete sobre todo su cultura. Si se piensa bien, esta película es casi la historia de una migrante en Estados Unidos. Dora llega a estudiar y a socializar pero se siente como una extranjera en un país muy extraño para ella», explica esta estadounidense de origen peruano. «Mi madre también llegó a Estados Unidos cuando tenía más o menos la edad de Dora [16 años en la película]. Y tuvo que asimilar esa nueva cultura sin perder parte de la suya».

Moner, que recuerda que creció viendo la serie de dibujos animados de Nickelodeon, interpreta a esta famosísima y divertida exploradora en Dora y la ciudad perdida. La cinta cuenta además con un reparto latino casi por completo en el que destacan Eva Longoria y Michael Peña –al que conocemos por la serie Narcos– como sus padres. También aparecen Eugenio Derbez y Adriana Barraza.

CEVICHITO / «Como chica de culturas mezcladas, como un cevichito, siento que esta historia me es cercana. Mi meta es inspirar a los chicos hispanos, a los pequeñitos en EEUU, que no ven personajes o roles en Hollywood que les representen personal y culturalmente. La cultura hispana está muy bien representada, como la abuelita y sus frijoles», detalla.

Dirigida por James Bobin (Alicia a través del espejo), traslada a la gran pantalla el colorido mundo de Dora, pero da un giro diferente al de la serie de dibujos animados al mostrar a este personaje como una adolescente que llega a una selva muy diferente a la que está acostumbrada: el instituto.

Sin animales salvajes acechando en la jungla, pero con una fauna también muy peligrosa deambulando por los pasillos, la inocente y entusiasta Dora trata de hacerse un hueco en las aulas, pero la desaparición de sus padres le llevará a emprender una nueva y decisiva aventura en busca de una legendaria ciudad prehispánica.

«Estaba un poco preocupada por saber lo que iban a hacer con ese tesoro, pero después de leer el guion fue como, ¡Dios mío!. Me enamoré del sentido del humor y de la parte en que hablamos de Perú y de los incas. Me encantó hacer una Dora de acción real con una nueva personalidad renovada, más fresca y con expresiones faciales a lo Jim Carrey o Will Ferrell», explica esta joven, que ha participado en grandes producciones como Transformers: El último caballero (2017) o Familia al instante (2018).

Eugenio Derbez, que además de actor es productor, asegura que Moner era «ideal» para interpretar a Dora: «Isabela es mitad peruana y mitad estadounidense. Uno de los grandes errores de Hollywood es que no entienden lo diferentes que somos los hispanos. Sienten que todos los que hablamos español somos iguales. Por eso era muy importante que no se cometieran fallos en esta producción, cien por cien hispana».

Moner también se deshace en elogios hacia otra embajadora de lo latino, Eva Longoria. «Verla como madre en el set de rodaje, mientras amamantaba a su hijo, memorizando sus diálogos, fue impresionante». Y también estar junto a Michael Peña improvisando «fue inspirador».