+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Algunas ´webs´ ofrecen objetos inverosímiles

 

07/01/2003

El negocio de Ebay va tan viento en popa que ha abierto sucursales en medio mundo. Hay Ebay España, Ebay Alemania, Ebay Singapur... Lógicamente, hay menos cosas que en el mastodóntico Ebay de EEUU, donde puedes encontrar hasta el póster de una visita de Nixon a Ontario en 1973, pero a veces resulta útil entrar en una sucursal si el objeto que se busca es de esa nacionalidad.

El proceso de puja es muy simple. Un vendedor pone un objeto a subasta, cuya duración será de siete días. El interesado puja: pone sobre el tapete la cantidad de dinero que está dispuesto a pagar. Antes, habrá tenido que darse de alta en Ebay. Requisitos: ninguno, sólo registrarse y dar una dirección de ´e mail´.

Si nuestra puja es la más alta, Ebay nos lo comunica mediante un mail. Idéntico método utilizará para informarnos de que un oponente ha superado nuestra oferta. La ´web´ nos indica, en tiempo real, cuánto tiempo falta que acabe la puja. En el caso de que ganemos, otro mail nos felicitará por el triunfo, conseguido muchas veces con encono y tras una grandísima descarga de adrenalina. En seguida, el vendedor se pondrá en contacto con nosotros para decidir el modo de pago y el importe de los gastos de envío. En principio, todo el proceso es de fiar.